Los deudores concursados crecen en León un 33% en el segundo trimestre del año

Los deudores concursados crecen en León un 33% en el segundo trimestre del año

En Castilla y León, esta cifra ha caído un 14,4% frente al crecimiento nacional del 0,9%

ICAL

Los deudores concursados disminuyeron un 14,4 por ciento en el segundo trimestre del año en Castilla y León, frente al ligero incremento nacional del 0,9 por ciento. En concreto, Castilla y León cerró 59 procesos, mientras que en España fueron 1.610, según los datos provisionales de la Estadística del Procedimiento Concursal correspondiente al segundo trimestre del año publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogida por Ical.

Esta caída sitúa a Castilla y León en el cuarto lugar del ránking autonómico, por detrás de Navarra, con un descenso del 41,2 por ciento, con diez deudores concursados; Canarias, con -40 por ciento (27 deudores); Cantabria, con -36,8 por ciento (12 deudores). En el extremo contrario, el número de deudores concursados aumentó en un 200 por ciento en La Rioja (12); Murcia, en un 52,4 por ciento (64); Baleares, en un 36,7 por ciento (41); Castilla-La Mancha, con un 31,8 por ciento (58); Extremadura, con un 15,8 por ciento (22); Aragón en un 8,3 por ciento (65); Madrid un 5,4 por ciento (293); y Cataluña, con un 3,3 por ciento (432).

Por provincias, las que mayores deudores concursados acumularon fueron Valladolid, con 22, y Salamanca, con 16, con incrementos que alcanzaron el 69,2 y el 128,5 por ciento respectivamente. Los deudores concursados crecieron de seis a ocho en León, y de tres a cuatro en Segovia (en ambos casos con un 33,3 por ciento más). Por el contrario, cayeron en el resto de provincias, en un 79,1 por ciento en Burgos (se pasó de 24 a cinco); en Soria se pasó de dos a cero deudores concursados; en Zamora también cayeron un 77,7 por ciento (de nueve a dos), en Ávila se redujeron a la mitad (de dos a uno); y en Palencia descendieron en un 66,6 por ciento (de tres a uno).

En función del tipo de concurso, la mayoría fueron voluntarios (51) frente a ocho necesarios. Mientras que tres se resolvieron mediante procedimiento ordinario, otros 56 lo hicieron mediante el abreviado. De los 59 deudores concursados, 22 eran personas físicas sin actividad empresarial, mientras que los restantes eran empresas (cuatro personas físicas, tres sociedades anónimas y 30 sociedades limitadas).

En cuanto a la actividad económica principal de las 37 empresas concursadas en Castilla y León, diez pertenecían al comercio al por menor y vehículos, nueve al comercio al por mayor, cuatro a la edificación y promoción inmobiliaria y otras cuatro a la industria, una al transporte y almacenamiento, otra a la hostelería y otra pertenecia a otros sectores relacionados con la construcción.

 

Fotos