Sabadell se queda sin lastre inmobiliario

Sede del Banco Sabadell en Barcelona./AFP
Sede del Banco Sabadell en Barcelona. / AFP

Vende casi toda su cartera al fondo Cerberus por 3.900 millones a través de nuevas compañías en las que el banco tendrá sólo el 20% y saca de su balance los activos

Amparo Estrada
AMPARO ESTRADAMadrid

Banco Sabadell ha vendido casi la totalidad de su exposición inmobiliaria a una filial de Cerberus Capital Management por 3.900 millones de euros aproximadamente. Los activos inmobiliarios transmitidos tienen un valor bruto contable de 9.100 millones de euros. Además, la entidad tiene casi cerrada la venta de otra cartera inmobiliaria con un valor bruto de 2.400 millones de euros, por lo que en el balance sólo le quedarían activos por unos 2.000 millones tras el cierre de esta operación. Sabadell, como otras entidades financieras, ha desarrollado una activa gestión para desembarazarse del lastre inmobiliario que acumulaba a raiz de la crisis. En diciembre de 2015, los activos inmobiliarios en balance ascendían a 19.000 millones de euros y en marzo de este año se situaban en 13.500 millones, por lo que la venta al fondo Cerberus es la mayor operación de salida del ladrillo realizada por la entidad que preside Josep Oliu. Hay que recordar que el Banco Central Europeo ha recomendado insistentemente a los bancos que se desprendan del lastre inmobiliario que arrastran desde hace años.

La operación se ha estructurado a través de la transmisión de dos carteras de activos inmobiliarios denominadas comercialmente 'Challenger' y 'Coliseum' a una o varias compañías de nueva constitución, cuyo capital se aportará o venderá de forma que Cerberus participe directa o indirectamente en el 80% del capital de esas compañías y Banco Sabadell tendrá el 20% restante.

A diferencia de lo que hicieron Caixabank y BBVA, la sociedad de gestión inmobiliaria del Sabadell, Solvia Servicios Inmobiliarios, seguirá estando participada íntegramente por Banco Sabadell y será la encargada de continuar prestando los servicios de gestión integral (servicing) de los activos inmobiliarios objeto de la operación en régimen de exclusividad.

El cierre de la operación, una vez se obtengan las correspondientes autorizaciones y se cumplan las condiciones de cada una de las carteras, supone la transmisión del control de los activos inmobiliarios y, en consecuencia, su desconsolidación del balance del grupo Banco Sabadell.

Mejora de la rentabilidad

La operación mejora la rentabilidad del grupo y las provisiones adicionales a reconocer por el Sabadell tiene un impacto neto de 92 millones de euros y aporta un impacto positivo en el ratio de capital Common Equity Tier 1 (fully loaded) de Banco Sabadell de alrededor de 13 puntos básicos, según el hecho relevante enviado por el banco a la CNMV.

Contenido Patrocinado

Fotos