El plan de traslados de Unicaja consigue que 44 trabajadores de los 200 previstos acepten irse a Andalucía

Imagen de Unicaja. /
Imagen de Unicaja.

Tras finalizar el plazo para acogerse voluntariamente, la entidad comunicará a 150 trabajadores de la entidad su decisión de acometer traslados forzosos

J.M.A.
J.M.A.León

Tan sólo 44 empleados de Unicaja en Castilla y León se desplazarán próximamente a tierras andaluzas tras sumarse al acuerdo laboral firmado el pasado mes de diciembre y que incluía la necesidad de «movilizar» a cerca 200 trabajadores en la Comunidad por la existencia de zonas con necesidad de personal tras finalizar el proceso de bajas y prejubilaciones voluntarias.

En detalle

Una vez finalizado el plazo fijado, que fue prorrogado hasta este viernes, han sido 48 los que solicitaron esta opción, aunque el traslado de dos de ellos ha sido rechazado por la empresa y en el caso de otros dos han sido ellos los que han renunciado finalmente al mismo por no estar de acuerdo con el lugar de destino.

Ahora, la empresa prevé comunicar a partir de lunes a cerca de 150 trabajadores del banco —en su inmensa mayoría de Castilla y León, aunque también de Almería y de Cáceres— su decisión de acometer sus traslados forzosos, lo que ha provocado una situación de «nerviosismo» entre la plantilla, según ha explicado a ABC Rubén Miguel, secretario general de UGT de la sección sindical en Unicaja.

Tras recordar que su organización no firmó el acuerdo que sí rubricaron el resto de sindicatos con representación —un 77% del total—, los trabajadores «no saben a quién le puede tocar» porque aunque la empresa «habló de que tendría en cuenta las situaciones personales y la conciliación, no dejó claro cuál era su criterio al respecto».

Antes de que Unicaja comunique uno por uno su decisión a los afectados, UGT ha realizado un escrito al banco en el que solicita que se rebaje hasta los 54 años la edad permitida para acogerse a la prejubilación voluntaria al considerar que «con esta medida no haría falta obligar a nadie a trabajar en otro lugar», destaca Miguel.

Traslados en septiembre

Sin respuesta aún a este solicitud sindical, la empresa prevé comunicar de inmediato la decisión a los empleados que deben desplazarse a Andalucía y que se incorporarían a su nuevo lugar de trabajo en septiembre, aunque no se descarta que no se «elijan» a los 150 en esta primera tanda y se haga únicamente con los traslados urgentes para cubrir plazas necesarias.

En este sentido, Rubén Miguel recueda que la firma tiene hasta dos años y medio de plazo para proceder a la recolocación, aunque los que sean designados la semana que viene se incorporarían ya en septiembre a sus nuevos puestos. Hay que recordar que los que se han presentado voluntarios al traslado tendrán una serie de compensaciones económicas y que la propuesta para la movilidad se redujo respecto a la planteada en el inicio.

Respecto al estudio encargado por Unicaja a la consultora Oliver Wyman para elaborar un plan estratégico para el periodo 2020-2022 y en el que, según informó Efe, se plantearían retos como disminuir los costes —en los que los laborales tendrán un parte importante—, el dirigente sindical señaló que la entidad «no nos han comunicado nada» y señaló que lo que preocupa a UGT «es la situación que se vive desde hace tiempo en el sector financiero».

Miguel también muestra su extrañeza por el cambio «inesperado» del consejero delegado del banco con el nombramiento de ángel Rodríguez de Gracia en sustitución de Enrique Sánchez del Villar.