Dancausa, sobre Francisco González: «Ha sido un banquero modélico»

La consejera delegada de Bankinter, Dolores Dancausa./ R. C.
La consejera delegada de Bankinter, Dolores Dancausa. / R. C.

La consejera delegada de Bankinter advierte del «empobrecimiento» de la sociedad ante la aplicación de los nuevos impuestos que afectan, sobre todo, al sector financiero

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, ha salido en defensa del que fue presidente de BBVA hasta el pasado 31 de diciembre, Francisco González, acosado por las revelaciones en torno a una supuesta trama de espionaje encargada por él para evitar el asalto al banco hace 15 años. La ejecutiva considera que González «ha sido un banquero modélico» al menos en lo que se refiere al negocio de la banca. «Otras cuestiones solo entran en el terreno político», ha aclarado durante la presentación de resultados anuales del grupo.

Dancausa ha sido la primera responsable de un banco que ha comparecido públicamente en la ronda de presentación de resultados del sector y la que primero se ha pronunciado sobre la polémica que rodea a BBVA. La consejera delegada de Bankinter considera que Francisco González «ha llevado las riendas del banco de forma impecable y ahí están los resultados». En cualquier caso, ha recordado que Bankinter no tiene «líos», en referencia a ese tipo de problemas, y ha instado al resto del sector a seguir su «modelo» como «ejemplo» para mejorar la reputación del sector bancario, recurrentemente lastrado por algún problema, conflicto o polémica. Dancausa rechaza que se «meta en el mismo saco» a toda la banca, como ocurrió con las cajas, «porque no todos somos iguales».

Dancausa también se ha pronunciado sobre los impuestos que el proyecto de Presupuestos del Estado incluye -incremento del de Sociedades, transacciones financieras- al considerar que son medidas «muy erróneas». Considera que todas las acciones encaminadas a incrementar las cargas «acaban empobreciendo a los ciudadanos, a las empresas y a todo el país». Y sostiene que, ahora que se aproxima una desaceleración económica «es momento de reducir impuestos para dar más margen a las empresas para generar más riqueza». Sin embargo, al mismo tiempo, Dancausa ha apostado por que se aprueben esas cuentas públicas, para evitar más inseguridad, y que si no se consigue «se convoquen elecciones» generales.

La corporación, que ha obtenido unos resultados récord en 2018, reconoce que ahora es más rígida a la hora de negociar los nuevos préstamos hipotecarios que concede desde el pasado mes de noviembre, cuando el Gobierno decretó que fueran las entidades las que abonaran el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD), en vez del cliente, como ocurría hasta entonces. Aunque el banco ya asume ese impuesto hipotecario, y lo ha hecho «manteniendo los diferenciales», según ha explicado la directora financiera, Gloria Hernández, ahora «intentamos que esas condiciones se respeten» en la negociación habitual con la clientela para aplicarlas «tal cual» las plantea desde el principio la entidad, sin tanto margen de movimiento.

Entre otros conflictos jurídicos, Bankinter volvió a provisionar 140 millones de euros el año pasado para afrontar las reclamaciones por las hipotecas multidivisas. Bankinter admite que más de dos tercios de esas demandas las pierde, sobre todo en juzgados ajenos a la Comunidad de Madrid, donde su porcentaje de éxito frente a los clientes es muy superior.

526 millones de ganancias, un 6% más

Bankinter obtuvo un beneficio récord de 526,4 millones de euros en 2018, el 6,3 % más que los 495 millones de euros ganados un año antes, según ha informado hoy la entidad.

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el grupo financiero ha destacado que «consolida un periodo de seis años seguidos batiendo resultados, con una tasa anual de crecimiento compuesto entre 2012 y 2018 del 27 %».

Bankinter ha añadido que el resultado de 2018 se ha basado en el negocio recurrente y en sus principales fortalezas, que tal y como ha destacado son la rentabilidad, la solvencia y la calidad de los activos.

En este sentido ha explicado que a cierre de 2018, el ROE (rentabilidad sobre el capital invertido) se ha situado en el 13,2 %, mientras que la tasa de morosidad se ha reducido hasta el 2,90 %.

La cartera de activos inmobiliarios adjudicados también ha caído hasta suponer un valor bruto de 348,2 millones, frente a los 411,6 millones de 2017.

La cobertura de estos adjudicados se situó en el 44,4 %, según Bankinter, que, sobre la solvencia, ha explicado que la ratio de capital de máxima calidad CET 1 «fully loaded» ha alcanzado el 11,75 %.

Respecto a la cuenta de resultados, el margen de intereses se ha incrementado un 5,8 %, hasta los 1.094,3 millones, en tanto que el bruto se ha elevado un 6,4 %, hasta los 1.940 millones, con unos ingresos por comisiones que ha crecido un 6,2 %, hasta los 450 millones.

El margen de explotación se ha incrementado un 6,5 %, hasta 936,4 millones.

La inversión crediticia a clientes ha aumentado un 4,1 %, hasta los 55.469,6 millones, según Bankinter, que ha añadido que en España, la cartera de inversión crediticia ha alcanzado los 50.100 millones.

Los recursos minoristas de clientes cerraron 2018 en 50.583,8 millones, un 8,9 % más.

 

Fotos