Tenis

España se jugará el ascenso en Copa Federación bajo techo belga

Anabel Medina, capitana del equipo español. /Efe
Anabel Medina, capitana del equipo español. / Efe

La eliminatoria que se jugará el 20 y 21 abril se celebrará en el pabellón Lange Munte de Kortrijk (Cortrique) en pista cubierta, pero sin superficie cerrada aún

ENRIC GARDINERMadrid

La España de Anabel Media va conociendo poco a poco las condiciones en las que competirá el fin de semana del 20 y 21 de abril en la eliminatoria por el ascenso al Grupo Mundial de la Copa Federación. Si el sorteo del pasado 12 de febrero emparejó al combinado español con la Bélgica de Elise Mertens y Alison Van Uytvanck, este martes se ha conocido la ciudad y algunos detalles del duelo.

Las belgas, que ejercen como anfitrionas de la eliminatoria, han escogido la ciudad de Cortrique (Kortrijk, en neerlandés), situada en la zona de Flandes, al noroeste de Bélgica, cerca de la frontera con Francia.

El lugar elegido para la ocasión es el Sportcampus Lange Munte; un pequeño pabellón multiusos, acostumbrado a que en él se disputen partidos de balonmano y otras disciplinas. Tan solo 2.300 espectadores de capacidad, menos de la mitad de los que podía albergar la sede de Kioto en la que España derrotó a Japón para ganarse el derecho a jugar en Bélgica.

Bélgica sí ha confirmado que el choque se disputará bajo techo, pero no ha especificado si se jugará sobre cemento o sobre tierra batida. Ambas opciones son conocidas por la Federación belga, que ya dispuso una pista techada de arcilla para la final que los belgas, en Copa Davis, cedieron ante Gran Bretaña, mientras que este año, en febrero, las chicas cayeron sobre cemento y bajo el techo de Lieja. Ese fue su primer partido en suelo patrio desde que en abril se midieran a Polonia, también en pista rápida.

Las dudas en Bélgica pueden proceder de la incertidumbre del equipo que formará Medina, después de que un equipo sin las grandes estrellas de Garbiñe Muguruza y Carla Suárez fuera capaz de apartar a Japón a domicilio.

Ninguna de ellas ha ganado nunca un título en superficie techada, aunque Carla si que pisó una final de estas características en Amberes 2015, pero España demostró, con Georgina García a la cabeza, ser capaz de adaptarse a diferentes circunstancias y sacar adelante eliminatorias en las que, a prior, no es favorita.

De conseguir la victoria, el combinado de Medina ascendería al Grupo Mundial, la Primera división del tenis, después de descender en 2017.