MotoGP

«Dovizioso ha hecho la estrategia perfecta»

Marc Márquez, rodando con su moto./EFE
Marc Márquez, rodando con su moto. / EFE

Esta vez Andrea Dovizioso fue más fuerte que Marc Márquez y supo emplearse a fondo para derrotar al piloto español, que reconoció tras la carrera que le duele perder aunque sea tras un espectáculo como el visto este domingo en el Red Bull Ring.

BORJA GONZÁLEZRed Bull Ring (Austria)

-¿Perder así duele menos por el espectáculo dado?

Bueno, a un ganador le duele igual. El problema es que estamos bastante mal acostumbrados este año a ganar y está claro que un segundo sabe a poco, porque es el peor resultado del año quitando Austin. Ha estado cerca pero, si soy honesto, a mitad de carrera me he dado cuenta de que hoy no era el día. Ha bajado la temperatura y hemos elegido mal el neumático trasero. Esto no quita ningún mérito a Dovizioso, que ha hecho la estrategia perfecta y me ha ganado. En las siete últimas vueltas iba casi jugando conmigo, porque tenía algo más y no lo ha utilizado hasta la última vuelta.

-¿Se esperaba su maniobra de la última curva?

Me esperaba algo. O en la subida, porque es antes de la penúltima curva y allí lo he escuchado cerca, o si entraba muy fuerte en la última curva me pasaría antes de la meta, porque su tracción era mucho mejor que la mía. He decidido entrar en un punto intermedio, pero con la mala suerte de que se me ha enganchado la protección del freno delantero en alguna parte de su moto y me ha llevado con él. Cuando yo he querido frenar fuerte para recortar hacia dentro como hizo él en 2017, estaba esta pieza enganchada y por un momento pensé que me caería, pero por suerte ha saltado la pieza. Se ha roto y he podido parar la moto y hacer segundo que no está mal con sus veinte puntos.

-¿Se le ha cruzado un pelín de más también la rueda trasera en esa última curva?

Bueno, todo es consecuencia de algo. Me había bajado mucho el neumático trasero y pierdes agarre entrando y saliendo. Es ahí donde no podía frenar tarde, que es uno de mis puntos fuertes, ni podía salir rápido. La Ducati se me ponía en paralelo en la recta y no porque corriera más sino porque mi moto patinaba. A nivel de motor estamos bastante parecidos, pero patinaba más mi moto por el error de la elección del neumático trasero. En Brno elegimos nosotros el blando y él eligió el medio, con lo que la estrategia buena fue la nuestra.

-¿Estas carreras dan más valor a su posible Mundial?

Yo nunca he dicho que sea fácil, pero lo que destaco más es que cuando sufrimos nos quedamos a un segundo de la victoria, salvo Holanda. Siempre hemos estado ahí y es lo que hay que destacar, pero también que los rivales no se rinden y que vienen circuitos como Silverstone en el que las Yamaha no se van a rendir y nosotros tenemos que seguir nuestro plan para ganar el campeonato, que es el objetivo.

-¿Le ha dejado que le pasara a mitad de carrera?

Es que delante no tenía más y así me ponía detrás y veía qué pasaba. Pensaba que tiraría más, porque lo veía seguro y, entre comillas, tan sobrado que se ha esperado. Para mí era bienvenido que se esperara hasta el final, porque lo iba a intentar. Sabía que tenía las de perder. Es como siempre, yo me tiro a la piscina sin saber si hay o no hay agua. Tenía las de perder, pero sabía que había alguna pequeña posibilidad y creo que la gente agradece que se intente y que se pruebe. Otra en esta situación habría cortado y el segundo puesto le hubiera venido bien, pero yo he probado yendo al límite.

-¿Han jugado solos desde el principio como si los demás les sobrasen?

Tenía muy claro que era así, entre Dovi y yo. Mi objetivo era desgastarme yo, pero para hacer el grupo pequeño. Cuanta menos gente hubiera delante, mejor para el campeonato, porque así pierdo menos puntos si me cae el neumático.

-¿Qué tiene Dovizioso que tan bien le tiene cogida la medida en los mano a mano de última vuelta?

Es porque siempre pasa el mano a mano en sus buenos circuitos y en los malos nos escapamos. Esa es la razón del balance. Yo considero un mano a mano lo de Brno, pero no fue hasta la última vuelta, pero ahí me tenía que recuperar puntos y no lo consiguió. Hay manos a mano porque yo lo intento aunque vea que esté medio perdida la carrera, y esto no va a cambiar. No me importa perder un mano a mano porque, si no lo intento, no me voy tranquilo a dormir esta noche.