GP de Velocidad de La Bañeza

Los detalles: desde la 'sexta' de Sergio Fuertes al infortunio de Adrián Hermida

Sergio Fuertes celebra su victoria en Clásicas 2T. / S. Santos

El piloto valenciano venció por sexta año consecutivo en Clásicas 2T, el gallego se quedó a un metro del triunfo en Clásicas 4T | Estos son algunos de los detalles de la prueba

Dani González
DANI GONZÁLEZLa Bañeza

Cuatro horas de motor, pasión y competición siempre dejan detalles que no pasan desapercibidos, que crean mitos, historias y leyendas que, en La Bañeza, son parte de la cultura popular desde hace más de medio siglo.

Las motos son en La Bañeza una forma de vivir y un sentimiento y aquel piloto que logra vencer una y otra vez en el circuito leonés queda, para siempre, en el recuerdo y el corazón de los bañezanos.

El valenciano Sergio Fuertes ya tenía ese hueco ganado, pero lo ha afianzado en esta edición. Es el ganador, de forma ininterrumpida, de la pureba de Clásicas 2T bañezana. Y no ha fallado esta vez para vencer, una vez más, en La Bañeza.

Era un reto ambicioso, como lo era el del gallego Adrián Hermida. El piloto de Narón llegaba a la localidad leonesa con un gran objetivo: vencer en Clásicas 4T y SuperSeries. El doblete del coruñés se puso de cara el sábado, ya que logró, con autoridad, la pole en ambas pruebas.

Pero la fortuna no le acompañó en la carrera de 4T. Pese a dominar con una imponente fortaleza la prueba, un fallo mecánico le privó de su premio. En la última vuelta notó que algo ni iba bien, pero seguía adelante... hasta la recta de meta. La cadena se salió y Hermida, desesperado, utilizó su pie de impulso para llegar, junto a su moto, a la línea de meta. Parecía tenerlo en su mano pero, a un metro escaso, el navarro Hugo Lacunza - ganador de 2018 - le adelantó. Duro golpe para el gallego del que se repuso minutos después ganando en SuperSeries.

Manuel Hernández, en 125 cc, se encargó de que Hermida no se marchara de regreso a Galicia dándole vueltas a ser el único 'poleman' sin victoria. El cartagenero se encargó de evitar que el valenciano Martínez Mas, el más rápido el sábado, ganara en la prueba reina y así suceder a su 'paisano murciano', Antonio Jesús Castillejo (el gran ausente), en el palmarés.

Un último detalle se dio en la carrera de exhibición, en la que se homenajeó al mítico Benjamín Grau que, a sus 73 años, se subió a la moto y no se cortó al abrir gas. La anécdota es que el barcelonés montó la Derbi con la que competía Ángel Nieto, con el que compartió equipo en su época dorada.