La Bañeza refrenda su amor al motor

Sergio Fuertes, con su sexto triunfo en Clásicas 2T, y Manuel Hernández, con un emocionante triunfo en 125cc, fueron los grandes protagonistas de la 60ª edición del GP de Velocidad de La Bañeza | Adrián Hermida se quedó a un metro de lograr el triunfo en Clásicas 4T, pero su moto quedó parada y la victoria fue para Hugo Lacunza pero, sin embargo, se redimió ganando en SuperSeries

Un instante de la prueba de Clásicas 2T. / S.Santos
Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

El vínculo ya indestructible entre La Bañeza y el motociclismo ha vuelto a refrendarse con el 60 GP de Velocidad de La Bañeza, en el que más de 60.000 personas se han agolpado en las calles de la localidad leonesa para vibrar, vitorear y dar un ambiente único a esta competición tan especial.

En ella, Manuel Hernández, Sergio Fuertes, Hugo Lacunza y Adrián Hermida fueron los vencedores en un día donde el mítico Benjamín Grau y los expresidentes del Moto Club Bañezano Santiago Fonfría, Jose Luis Fonfría, Manuel Antonio González 'Conrado' tuvieron el reconocimiento a su labor.

Más información

Manuel Hernández se lleva una de las pruebas más emocionantes

Se hizo de rogar la gran carrera, la prueba reina de La Bañeza hasta pasadas las 15:00 horas, pero la demora mereció la pena. Una vibrante carrera, con tres contendientes que se turnaron en la cabeza de la prueba, pusieron en pie a los más de 60.000 aficionados ubicados durante todo el circuito.

El cartagenero Manuel Hernández venció en 125cc donde muchos preveían echar de menos al gran dominador de la prueba en La Bañeza, Antonio Jesús Castillejo, vencedor en cuatro ocasiones, pero tanto Hernández como el 'poleman', Alejandro Martínez Mas, y el alicantino Aitor Cremades, se encargaron de brindar un espectáculo de primer nivel.

Cremades se colocó primero en la salida, muy presionado por Martínez Mas que, aprovechando un error del alicantino, se puso líder. No le duró mucho esta posición, ya que Hernández, veterano y viendo el duelo desde atrás, lo aprovechó para colocarse en primera posición.

Se intercambiaron el liderato Hernández y Martínez, pero la potencia de la Honda del cartagenés se hacía valer en la recta para adelantar o mantener este puesto. Lo intentaron sus dos rivales hasta el final, pero su buen hacer y su experiencia le valieron para vencer en una de las carreras más emocionantes que recuerdan en La Bañeza.

Sergio Fuertes se lleva la 'sexta'

En la categoría de Clásicas de 2T, no hubo sorpresas. El gran dominador, el valenciano Sergio Fuertes, demostró que es el más fuertes. Fuertes, que salió desde la pole position, dominó la prueba desde principio a fin y contó también con el factor de la fortuna a su favor.

Su máximo perseguidor, Juan Francisco Risueño, salió largo en una curva y perdió terreno con Fuertes. Con solvencia, holgura y autoridad, el valenciano ganó, un año más, en La Bañeza. Y es que lleva ganando las 2T bañezanas desde 2014, siendo este su sexto triunfo consecutivo, un hito al alcance de muy pocos. Juan Miguel Salazar y Javier Triguero coparon el podio.

El 'ying-yang' de Adrián Hermida

En Clásicas 4T se produjo una de las resoluciones de carrera más extrañas de los últimos tiempos. El gallego Adrián Hermida, 'poleman' tanto en esta categoría como en Super Series, era el gran favorito de la prueba y así lo demostró. En las diez vueltas de esta prueba, fue el gran dominador y la victoria parecía suya.

Pero el motociclismo es impervisible, lo que le hace más bonito, salvo para aquel damnificado de sus giros drásticos de timón. En la recta de meta, a escasos metros del banderazo final, la moto de Hermida se paró. El gallego se paró, con Hermida arrastrando la moto todo lo rápido que podía hasta la meta que la veía ahí, cerca. Pero Hugo Lacunza, vencedor en la pasada edición, aceleró todo lo que pudo para arrebatarle la victoria al coruñés a las puertas de la meta.

Pudo redimirse minutos después Hermida. El gallego, que también salía en cabeza en SuperSeries, tuvo su venganza. No pudo volverse a Narón con un doblete, propósito con el que llegó a La Bañeza, pero no se fue de vacío. Con una carrera imponente (no en vano, fue la pole con mayor holgura lograda en este Gran Premio), Hermida se llevó la victoria.

No tuvo rival, porque ganó con mucha suficiencia, y pudo saborear este triunfo con aroma de revancha. El segundo puesto fue para un leonés, para un local, como Carlos González, astorgano y arropado por muchos de los suyos en La Bañeza. El malagueño Juan Francisco García, miembro del Moto Club Bañezano, completó el podio.

Los homenajes

La carrera de exhibición, pese a no ser competitiva, también agradó el palador motociclístico de La Bañeza, con imágenes como la de Benjamín Grau, quien fuera en su día compañero de 'box' de Ángel Nieto, montando una derbi como la que el '12+1' veces campeón del mundo pilotaba. Grau, de hecho, fue uno de los homenajeados durante este Gran Premio y, a sus 73 años, no dudó en saltar al asfalto una vez más.

Esta edición también quiso homenajear a los tres expresidentes del Moto Club Bañezano en vida, Santiago Fonfría, Jose Luis Falagán, Manuel Antonio González 'Conrado', que recibieron el cariño de toda la gente bañezana.

La Bañeza cierra una edición más, y van 60, de su gran motor. La localidad leonesa ha demostrado, de nuevo, que aman el motor y que son todo pasión e implicación para lograr que esta población sea el epicentro del motociclismo nacional cada mes de agosto, para seguir organizando la mejor carrera urbana del país.