Golpe de Zarco al Mundial

Zarco hace un salto en el aire en el podium. /
Zarco hace un salto en el aire en el podium.

Caídas de Rins y Lowes; Simón finaliza tercero

BORJA GONZÁLEZ

Después de salir con cero puntos de Le Mans, el Gran Premio de casa, Johann Zarco, defensor del título de Moto2, ha sido capaz de sumar 95 de los 100 puntos puestos en juego. Sólo 'falló' en Assen, en una carrera dada por finalizada antes de tiempo por la irrupción de la lluvia. Todo esto en un momento de máxima igualdad, con Alex Rins, Sam Lowes y el francés separados por cinco puntos tras la finalización de la prueba de Holanda. Este rendimiento de Zarco ha hecho que poco a poco las miradas se hayan ido centrando en su 'box' y que poco a poco también se extendiese la sensación de que su punto de forma y su manera de encarar los entrenamientos y las carreras estaban colocándole como principal favorito al título en un rol discutido al inicio del año por Rins después de sus victorias en Austin y precisamente Francia, con el tercer puesto de Jerez entre medias. En Sachsenring, desde la 'pole', fue el que más paciencia tuvo cuando en el inicio de la prueba estaba todo por definir, con cambios continuos en la cabeza; y fue el que mejor supo interpretar las diferentes circunstancias de carrera para terminar sumando un importantísimo triunfo.

Más información

Fue el cuarto del año, que le da un buen margen de 25 puntos en el ecuador del campeonato sobre Rins y 30 sobre Lowes. A su buena actuación se sumó que ninguno de sus rivales logró puntuar: Lowes, desdibujado en lluvia, por un error que le llevó al suelo; Rins, a tres vueltas para el final y cuando marchaba tercero por un problema con el casco -la visera se le empezó a empañar y le dejó sin visibilidad.

Todo esto después de que fallasen pilotos como Nakagami y Morbidelli, que llegaron a liderar la carrera, y también después de que Zarco impusiese su capacidad de gestión en el final sobre el empuje de Jonas Folger, que al final fue segundo. Y tras ellos, Julito Simón, que regresó a un podio tres años y medio después, un premio para un piloto que ha vivido momentos complicados en estas últimas temporadas.