Pol Espargaró dejará Yamaha a final de temporada

Pol Espargaró, en la rueda de prensa previa al GP de Cataluña. /
Pol Espargaró, en la rueda de prensa previa al GP de Cataluña.

El piloto español ha anunciado que abandonará la escudería japonesa y se incorporará a KTM

EFE

El piloto español Pol Espargaró ha anunciado hoy que dejará el equipo Yamaha Tech3 al término de la presente temporada y ha confirmado su fichaje por KTM, escuadra con la que ha firmado un contrato hasta el año 2018.

Después de que Yamaha haya dado a conocer hoy que el piloto catalán no continuará corriendo para Tech 3 el próximo curso, Espargaró ha desvelado en la rueda de prensa previa al Gran Premio de Cataluña su nuevo destino con vistas al Mundial de MotoGP del 2017.

«Voy a pilotar una KTM el próximo año en MotoGP. Tendré la oportunidad de hacer algo diferente. Estoy preparado para trabajar y ellos también conmigo», ha desvelado el menor de los Espargaró, que en el estreno de la factoría austríaca en la máxima categoría del Mundial de motociclismo compartirá equipo con el británico Bradley Smith.

Espargaró ha agradecido el trato que ha recibido por parte de Yamaha en estas últimas tres temporadas y se ha mostrado muy motivado ante el reto que se le presenta pilotando una KTM.

«Tech3 me lo han dado todo para tener los mejores resultados, pero en la vida a veces tienes que tomar decisiones. No hemos conseguido nuestro objetivo, pero continuaremos trabajando. Tenemos que trabajar y mostrar lo que nos ofrece KTM. Es una nueva aventura, puede ser una locura, será duro, pero tengo 24 años y soy joven», ha subrayado.

El piloto de Granollers ha revelado que en las últimas semanas tuvo contactos Ducati, pero que finalmente se decidió por la oferta de la marca austríaca, donde ha dejado claro que trabajará codo con codo con Bradley Smith para «poner a punto la moto y cosechar buenos resultados».

Espargaró, campeón del mundo de Moto2 en 2013, dio el salto a MotoGP de la mano de su actual equipo en 2014 y, desde entonces, ha participado en 42 carreras en la máxima categoría, sin haber logrado ningún podio.