La primera de Rins

Alex Rins, durante una carrera. /
Alex Rins, durante una carrera.

Máxima igualdad: los cuatro primeros de Moto2 en cuatro puntos

BORJA GONZÁLEZmadrid

El Circuito de las Américas fue el escenario de una buena carrera de Moto2, una carrera de Mundial, con casi todos los que cabía esperar peleando por los puestos de podio -tal vez a falta de los dos pilotos del Estrella Galicia 0,0, el desdibujado Alex Márquez y Morbidelli, muy activo en las dos primeras carreras del año-. Como se había intuido tras los entrenamientos, Alex Rins dejó claro esta vez sí por qué es uno de los favoritos al título. Un piloto que ya tiene trazado su camino hacia MotoGP en 2017 y que desde la 'pole' puso el ritmo en todo momento. Aunque en toda la parte central de la prueba tuvo que lidiar con la presión del ganador en Texas en 2015, Sam Lowes, que mantuvo al español en el punto de mira con un margen que rondó el medio segundo. Rins hizo lo que no hizo en los dos primeros Grandes Premios, salir bien. Y después apretó para coger un hueco que le permitió controlar la carrera. «La verdad es que Sam me ha apretado por detrás», confesó después de recibir el trofeo de ganador, el tercero que recibe desde que es piloto de Moto2.

más información

Por detrás, el campeón de 2015, Johann Zarco, fue capaz de imponerse en un grupo de buenos pilotos, el líder de la general hasta este domingo, Luthi, Aegerter, Folger y Corsi, un pelotón en el que también rodó Nakagami. «Lo interesante de Moto2 es cada vez vamos bajando más los tiempos», comentó al finalizar la prueba el francés que renunció a su salto a MotoGP por seguir aprendiendo en la clase reina. «Aquí todo el mundo aprieta; no me arrepiento de haberme quedado», explicó. El podio de Austin es un reflejo de lo que puede ser este año. Rins, Lowes y Zarco cuentan con galones de favoritos. De momento, tras tres carreras, están los tres separados por dos puntos en una general encabezada por el británico y en la que el pupilo de Sito Pons ya es segundo.