Fenati presenta su candidatura al título

Fenati, durante una carrera. /
Fenati, durante una carrera.

Buen segundo puesto de Navarro en una carrera que se retrasó por aceite en la pista

BORJA GONZÁLEZ

Romano Fenati debutó en el Mundial el mismo año en el que se estrenó Moto3. En Catar sorprendió con un fantástico segundo puesto, resultado que mejoró una carrera después en Jerez. Italia, huérfana de referentes para sustituir a Valentino Rossi, que por entonces penaba en Ducati, se aferró a este regordete chaval nombrándole sucesor del mito. Un peso que no fue capaz de soportar. Recuperado por el propio Rossi tanto en su equipo como en su academia, Fenati ha ido poco a poco recuperando el pulso. Piloto de domingos, en los últimos años perdía gran parte de sus opciones con entrenamientos grises que luego hipotecaban sus carreras. En eso han trabajado a conciencia este invierno en una estructura estandarte del nuevo motociclismo italiano capitaneada por Pablo Nieto. En Austin, ya desde el primer entrenamiento se vio a un Fenati sólido y concentrado, trabajando su vuelta a vuelta, una línea que ya mantuvo tanto en Catar como en Argentina. «En la primera parte de la carrera Navarro se escapó mucho, pero nunca he tirado la toalla, he apretado muy fuerte todo el rato y he tratado de hacer mi ritmo; he tenido un 'feeling' fantástico con la moto y no he perdido la concentración», explicó después de sumar su sexto triunfo en el campeonato.

más información

El italiano recortó la ventaja de casi dos segundos que llegó a acumular Jorge Navarro en las primeras vueltas, un margen que, después de su espectacular ritmo en el calentamiento hacía intuir que podía lograr al fin su primera victoria en Moto3. «He salido muy bien pero he empezado a tener problemas detrás, se movía mucho la moto», analizó el piloto español después de una carrera que se retrasó para limpiar el aceite de la pista derramado en la sesión anterior. «Quería seguir a Romano, pero he cometido varios errores y me he descolgado. He visto que mi ventaja con el grupo perseguidor era buena y he decidido relajar el ritmo porque eran buenos puntos para el campeonato», añadió el valenciano. Con este resultado Navarro se mantiene segundo de la general, a tres puntos de Binder, que salvó los muebles tras un gris fin de semana con un tercer puesto favorecido por un problema técnico de Quartararo.