Histeria alrededor de Lorenzo

Lorenzo, durante una carrera. /
Lorenzo, durante una carrera.

El mallorquín mantiene el silencio acerca de su futuro

BORJA GONZÁLEZ

Tres temas centraron la jornada previa al arranque de los entrenamientos del Gran Premio de las Américas, que se disputa en Austin (Texas) este fin de semana. El primero, y no por orden de importancia, el caos que vivieron muchos pilotos y equipos en el viaje desde Argentina hasta Estados Unidos, con vuelos cancelados por las condiciones climatológicas -nada del otro mundo pero que resultaron insalvables por las pobres condiciones de los aeropuertos de la zona norte donde se desarrolló el último Gran Premio-, trayectos de más de 1.000 kilómetros en autobús por carreteras en mal estado, lo que hizo que la llegada al Circuito de las Américas fuese con cuentagotas, y con muchos equipos montando boxes y motos a toda velocidad pocas horas antes del inicio de los primeros entrenamientos libres. Un Gran Premio, el de Argentina, renovado por tres temporadas más.

El segundo tema viene de la resaca por los problemas con los neumáticos Michelin, tras el estallido del compuesto trasero de la Ducati de Scott Redding durante el último entrenamiento libre disputado el sábado en Termas de Río Hondo, y el desbarajuste vivido entre la noche del sábado y la mañana del domingo. Poco a poco, son más las voces que han ido apuntando a que la causa podría venir por la configuración de la Ducati, sobre todo cuando esa moto la pilotan gente del tamaño de Redding o de Loris Baz, el otro que tuvo un problema grave, en este caso en un test en Sepang. "Para mí son varias cosas, un piloto alto y más pesado como por ejemplo Baz y Redding, muy altos los dos", explicó Valentino Rossi, preguntado también por su condición de alto.

"Aunque especialmente es la moto, creo que el piloto alto con la moto. Porque durante todos los tests de invierno y también durante la carrera de Qatar nunca hemos tenido problemas con la Yamaha. La semana pasada estábamos preparados para hacer una carrera de 25 vueltas. Y por nuestras sensaciones y por la información que teníamos sobre la temperatura del neumático no tuvimos ningún problema. Así que espero que las otras motos, en este caso la Ducati, sea capaz de solucionar el problema, porque si no todos los demás fabricantes tendremos que competir con un neumático muy duro y creo que eso no será bueno para el espectáculo, no es bueno para el rendimiento de motos y pilotos. Así que creo que tendrán que resolver el problema". Y es que el plan de Michelin, por seguridad, será el de hacer correr a los pilotos con un neumático trasero muy duro -y muy seguro, según su criterio-, lo que puede complicar el trabajo de algunos equipos

Aunque el 'tema' por encima de todos fue el del futuro de Jorge Lorenzo. Porque alrededor del mallorquín se ha levantado una especie de histeria mediática por la que este se ve acosado a preguntas acerca de su esperado paso a Ducati a la vez que devuelve las pelotas acogiéndose a su derecho de no hacer declaraciones. De dar por segura su continuidad en Yamaha sin fecha de caducidad bajo el concepto 'formar parte de la historia' de la marca japonesa se pasó poco a poco a vestirle de rojo. Tras las primeras llamadas de atención se ha desencadenado una carrera por acelerar la noticia que llevó a que, antes de que el piloto iniciase su comparecencia en la rueda de prensa oficial se diese por hecho que esta iba a servir para anunciar su fichaje por Ducati.

 Partida de frontón

¿Cuándo se acabará esta situación?

  Pronto, porque cada día falta un día menos, para que se sepa.

¿Aquí no sabremos nada?

 Se hará oficial cuando se quiera dar oficial, si es por una parte u otra.

¿Te llevarías a tu equipo si te cambias de marca?

  No hablo de futuro este fin de semana.

¿Pudiera ser que lo tuvieras decidido pero no lo quieres hacer oficial?

 Podría ser, lo que tengo claro es que no voy a hablar de ello aquí.

Una partida de frontón sin final para la que Rossi añadió algo de chispa. Del "no tiene huevos para fichar por Ducati" de Catar pasó al "Sí, los tiene, ha sido una decisión valiente, si lo ha hecho, que no lo sé. Le deseo mucha suerte a él y a Ducati", lo que encendió más las expectativas. Un tema que se prolongará a lo largo de la cuarta visita del Mundial de Motociclismo a Texas. En las otras tres, victorias y poles de Marc Márquez.