Gran Premio de Rusia

Rusia, el coto de caza privado de Hamilton

Lewis Hamilton. /Maxim Shemetov (Reuters)
Lewis Hamilton. / Maxim Shemetov (Reuters)

Mercedes ha ganado en todos los grandes premios que se han disputado en el circuito de Sochi, donde Alonso confirma que no volverá a la F1 en un futuro

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMADRID

Seis carreras y descontando son las que quedan en el Mundial de Fórmula 1 de 2018. Lewis Hamilton está en el mejor momento del año que, como suele ser habitual en él, llega cuando más se necesita: al final. Lejos quedan las dudas de principio de año, las carreras en las que Vettel le dejaba con cara de pocos amigos y los berrinches en privado que se cogía en las habitaciones. El británico sabe que está más cerca que nunca de subirse al selecto grupo de los pentacampeones del mundo y el trazado de Rusia, con cierto añejo sabor olímpico, es el lugar propicio.

Y es que Rusia no conoce otro ganador que no sea Mercedes. De hecho, siendo estrictos, el dominio de las flechas plateadas en el territorio más allá de los Urales se extiende por más de un siglo: en los albores de la Fórmula 1, cuando ni siquiera se llamaba así, ya ganaban coches del grupo Benz. Las dos carreras de 1913 y 1914 que se disputaron en el circuito de San Petersburgo las ganaron el local Georgy Suvorin y el alemán Willy Scholl. Cien años más tarde, ya en el actual circuito de Sochi, han sido Lewis Hamilton (dos veces), Nico Rosberg y Valtteri Bottas los que han levantado el trofeo ante la mirada atenta de Vladímir Putin desde el podio.

Los 40 puntos que le saca Hamilton a Vettel en la general le permiten afrontar la carrera de Rusia sin presión alguna. Pase lo que pase seguirá manteniendo intacto su liderazgo, si bien es consciente de que un arreón final del de Ferrari puede dejarle con el amargor propio de quien pierde el título en la última carrera. No sería la primera vez que Vettel hace algo similar, aunque nunca ha reducido tal diferencia de puntos en tan pocas carreras.

En esta recta final del campeonato, no sólo Hamilton y Vettel tienen mucho que decir. El alemán se siente como un león herido, y un buen resultado en Sochi le haría revitalizar no sólo sus opciones en el campeonato del mundo, sino también a una afición italiana que está que brama contra él. Para ello no puede permitirse que nadie le separe de Hamilton, en especial una Red Bull que quiere dar guerra en este final de año. Max Verstappen, que cumple 21 años este domingo, tiene claro que tanto él como su compañero Daniel Ricciardo, de retirada y ya pensando en su futuro en Renault, tienen mucho que decir aún.

Portazo de Alonso a una vuelta a la F1

El que está ya de recogida y cierre es Fernando Alonso. El piloto asturiano afronta, como él mismo señalaba en un mapa en Instagram, la primera de las ocho carreras en nueve semanas que tiene a partir de ahora. El maratón que se va a dar el asturiano supone también el fin de su etapa más larga de competición, la que le va a separar de la Fórmula 1.

Cuando anunció antes del GP de Bélgica que dejaba la competición, dejaba la puerta abierta a un regreso en un futuro. Las especulaciones no se hicieron esperar: que si Ferrari, que si McLaren, que si incluso Renault… No habría sido el primero en irse para volver. Antes que él lo hicieron leyendas como Niki Lauda, Nigel Mansell o Alain Prost. Sin embargo, por sus propias palabras en el paddock de Sochi, Alonso no será otro en esa lista. «Mi tiempo en la F1 ha terminado. Quiero ser el mejor piloto del mundo. En F1 ya he conseguido más de lo que pude soñar. Hay otras categorías que ofrecen más desafíos ahora, otras maneras de entender las carreras. Quiero ser el mejor piloto del mundo. En F1 ya he conseguido más de lo que pude soñar, como batir a Schumacher», recordó ante los periodistas el asturiano.

Fernando Alonso.
Fernando Alonso. / Maxim Shemetov (Reuters)

Alonso tiene muy sencillo mejorar el resultado del año pasado en el GP de Rusia: abandonó en la vuelta de formación. El español llega a Sochi tras el buen séptimo puesto de Singapur, y ha dejado claro que no va a ser una carrera sencilla. «Ahora toca confirmar si estamos en la buena dirección o no. Esperamos un fin de semana complicado, de todos modos, debido a las características de Sochi», advierte.

Alonso tendrá una sesión menos este viernes. McLaren ha decidido que Lando Norris, que será su sustituto en 2019, se suba al monoplaza del asturiano en los primeros entrenamientos libres del fin de semana. Tampoco estará el otro futuro corredor del equipo de Woking, Carlos Sainz, ya que en su Renault se subirá el piloto local Artem Markelov en su lugar. El madrileño apareció en el circuito ruso con un ojo un poco rojo, por una infección que, espera, no le provoque mayores complicaciones el resto del Gran Premio.

 

Fotos