GP de Rusia

Baño de superioridad de Mercedes en Sochi

Lewis Hamilton durante la sesión de entrenamiento del GP de Rusia/AFP
Lewis Hamilton durante la sesión de entrenamiento del GP de Rusia / AFP

Ferrari sufre más de lo previsto con la degradación de los neumáticos hiperblandos, mientras Hamilton apunta a otro fin de semana plácido. Alonso, penalizado junto a los Red Bull y los Toro Rosso, saldrá desde el fondo de la parrilla

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMadrid

O mucho cambian las cosas, o este fin de semana va a ser otro paseo imperial de Mercedes por el asfalto del circuito de Sochi. Lewis Hamilton y Valtteri Bottas demostraron una superioridad letal frente a sus principales rivales, unos Ferrari que van para atrás cuando más necesitan avanzar.

En un circuito donde siempre han ganado hombres con el equipo planteado, la Scuderia ha mostrado más problemas de los que esperaba con los neumáticos hiperblandos. Vettel y Räikkönen, especialmente el primero, llegaron motivados a Rusia, con un único objetivo el alemán: recortar puntos. Lo tendrá difícil, al menos, si tiene que apostar su estrategia de carrera a la 'pole'. Este viernes, los dos pilotos de Ferrari mostraron serios problemas de degradación con los neumáticos que determinarán quién hace el mejor tiempo de la clasificación del sábado. Tanto Vettel como su compañero vieron cómo el 'graining' se apoderaba de sus gomas, especialmente de la delantera izquierda. Los problemas para conseguir una buena temperatura les dejaron sin poder pelear por las primeras posiciones en la tabla de tiempos, y lo que es peor: tampoco mejoraron con los ultrablandos o los blandos en tandas largas.

Entre los Mercedes y los Ferrari se colaron los Red Bull que, sin embargo, no serán rivales el domingo, al menos, en las primeras vueltas de la carrera. Daniel Ricciardo y Max Verstappen saldrán desde el fondo de la parrilla, junto a Pierre Gasly y Brendon Hartley, de Toro Rosso, y Fernando Alonso, ya que todos ellos cambiaron por completo sus unidades de potencia, con lo que serán penalizados.

Más curioso es cómo se van a ordenar. Al ser cinco pilotos que deberían salir últimos, el reglamento dice que el orden de parrilla se decide en función de cómo arranquen en los primeros entrenamientos libres. Dado que Alonso no participó en estos, ya que McLaren dejó su puesto al probador Lando Norris, ha sido este el que, de manera indirecta, ha hecho ganar a Alonso cinco puestos. Al ser el británico quien salió primero en la FP1 en Sochi, el español saldrá decimoquinto, seguido por Ricciardo, Verstappen, Gasly y Hartley. «Le doy las gracias a Lando por esperar 20 minutos en el pitlane a que se encienda la luz verde en los FP1. Saldré desde una mejor posición el domingo gracias a él, ¡así que estoy muy contento con su trabajo hoy!», bromeaba el asturiano tras la jornada de este viernes.

También Carlos Sainz tuvo menos trabajo este viernes, ya que dejó su asiento al local Artem Markelov. El madrileño estuvo siguiendo los primeros libres al lado de Alain Prost, nada menos, que ejerce de asesor del equipo Renault. Después, ya en los segundos, Sainz cuajó una actuación óptima, sin más, que le dejó en duodécima plaza final. Sus opciones no pasan de cruzar el corte en la Q3 y luchar por los puntos el domingo, como cada fin de semana.

Haas: más vale lo malo conocido

La jornada de este viernes empezó con una noticia del mercado de pilotos: la escudería Haas anunciaba que mantendrá a sus dos corredores, Romain Grosjean y Kevin Magnussen, para la temporada 2019. Tanto el francés como el danés se encuentran en un momento personal óptimo, toda vez que la escudería estadounidense ha vivido un gran 'momentum', con un salto de calidad que les permite estar peleando en condiciones por colarse en la Q3 de manera más o menos constante.

Sin embargo, la sensación generalizada es que en Haas no han querido arriesgarse a buscar fuera algún piloto con más talento. Grosjean está a sólo tres puntos de penalización de ser excluido una carrera, mientras que Magnussen prácticamente cuenta las carreras de 2018 por polémicas, últimamente con Fernando Alonso como coprotagonista. El salto adelante que ha dado Haas no se corresponde con lo que sus pilotos muestran en la pista. El propio Alonso usaba sus malos resultados en carrera en comparación con lo que hacen en clasificación para reivindicarse: el asturiano está por delante de Magnussen por un punto y casi dobla los de Grosjean, pese a tener un monoplaza netamente peor.

Mientras, pilotos como Stoffel Vandoorne o, sobre todo, Esteban Ocon, están abocados a verse fuera de la Fórmula 1, un mundo cruel y muchas veces incomprensible.

 

Fotos