Atletismo Popular

La San Silvestre busca despedir el año con deporte y diversión

Presentación de la edición de la San Silvestre 2018. / S. Santos

La carrera cuenta con 8.400 dorsales disponibles entre sus dos modalidades | Una parte de los fondos irán destinados a la Fundación Vicente Ferrer

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Fiesta, alegría, buena compañía y deporte. Todo esto aúna la San Silvestre de León que, un año más, despedirá el año en la capital con zapatillas y vestido de corto. La carrera popular más popular de la ciudad regresa con la intención de seguir afianzándose como uno de los eventos de la Navidad leonesa.

A las cinco de la tarde del domingo 30 de diciembre partirá la carrera corta, de 2 kilómetros, y que dispondrá de 7.000 dorsales, mientras que media hora después se dará la salida a la modalidad larga, de 7 kilómetros y con 1.400 plazas.

Las inscripciones se pueden realizar hasta el 24 de diciembre en la sexta planta del Corte Inglés y en la web de correenleon, en una prueba que tendrá su tinte solidario.

«Habrá una parte destinada a la Fundación Vicente Ferrer y su campaña 'un kilómetro, una vida', que busca reconstruir una aldea en India», explica la concejala de Deportes, Marta Mejías.

Pero ante todo es un día de colorido y alegría. Habrá multitud de corredores disfrazados, que tendrán su premio, además de un clima navideño que invadirá a todos los participantes. «Varios Papá Noel repartirán caramelos durante el transcurso de la carrera corta», adelanta Mejías.

Fiesta, deporte y alegria. Este cóctel se generará desde la calle Ramón y Cajal, punto de salida de la San Silvestre, hasta el Palacio de los Deportes, meta, impregnando a toda la ciudad de esta perfecta mezcla.

 

Fotos