Roberto Aláiz da por concluida la temporada al seguir sufriendo dolores

Roberto Alaiz, durante una sesión de entrenamiento./
Roberto Alaiz, durante una sesión de entrenamiento.

La decisión del atleta es «parar por un tiempo indeterminado, para intentar casi empezar de cero y sin molestias»

PÉREZ SOTOLeón

El atleta internacional Roberto Aláiz (Fem Camí Mislata) ha confirmado este martes a Efe que da «por concluida la temporada» al mantenerse las molestias en la zona del tendón de aquiles izquierdo -en la inserción con el hueso- del que fue intervenido quirúrgicamente en junio de 2018.

Su último intento de volver a la competición fue el pasado mes de febrero en los 10 kilómetros de la 89 Gimnástica Ulía en San Sebastián, carrera en la que concluyó decimoquinto y se vio «competitivo».

Esta prueba suponía la vuelta a la competición del corredor leonés tras siete meses y un calvario de tres años sin competir regularmente por diferentes lesiones en el tendón de aquiles.

Sin embargo, al mantenerse las molestias y tras detectarse en la última resonancia magnética realizada hace unas semanas que sufría un edema óseo, ha decidido «parar por un tiempo indeterminado, para intentar casi empezar de cero y sin molestias«, ha explicado a Efe.

Tokio 2020

Aláiz ha recalcado que, a pesar de que mantendrá viva la esperanza de «volver a ser competitivo una vez que desaparezcan los dolores», prefiere no marcarse plazos porque esta nueva recaída en su vuelta, ha supuesto «un nuevo golpe, sobre todo anímico».

Por ello, afirma plantearse el futuro «con otra filosofía» y lamenta el perjuicio que haya podido causar a su nuevo club «que confió en la recuperación y que quizá también suponga haberles defraudado».

Si sus esperanzas estaban depositadas en luchar por obtener una plaza para el mundial de Doha (Catar) del mes de octubre, el discípulo de José Enrique Villacorta quiere, a partir de ahora, «priorizar la recuperación total».

Dentro de ese carácter inconformista a pesar de tanta adversidad continuada durante los últimos tres años, el objetivo de Aláiz sigue siendo el de llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, después de perderse los dos anteriores, en Londres 2012 por tan solo un segundo y Río de Janeiro 2016 por la lesión que ya empezaba a mostrarse y que le acabó afectando a ambos tendones.