Atletismo I Mundiales de Doha

Peleteiro disputará su segunda final de un Mundial

Peleteiro disputará su segunda final de un Mundial

La campeona de Europa en pista cubierta iguala su mejor salto en Londres 2017, 14.23, y buscará estar cerca de las medallas en un concurso compacto

MIGUEL OLMEDAMadrid

El rendimiento de Ana Peleteiro se entiende mejor en el contexto de los campeonatos. La gallega es una saltadora de diario y otra bien distinta, depredadora, cuando huele de cerca las medallas. En Londres 2017 comenzó su carrera en los Mundiales con un séptimo puesto en 14.23 metros, su primera marca personal en cinco años, y en Doha se estrena repitiendo registro, aunque su mejor triple ya llega mucho más lejos. Tanto como para soñar con las medallas.

La de oro parece tener grabado de antemano el nombre de Yulimar Rojas, compañera de entrenamientos de Peleteiro, que ataca firmemente el récord mundial y le saca casi medio metro a la marca de la temporada de su más inmediata perseguidora. La misma distancia que separa a las otras once saltadoras que se jugarán el resto de medallas el sábado por la tarde (19:35 horas).

Peleteiro ni siquiera se quitó el chándal para arriesgar en su tercer intento, clasificada ya como estaba con esos 14.23, la tercera mejor de su grupo y la octava del total. Iba en progresión después de los 14.11 del primer brinco, pero, ¿por qué jugársela a un mal apoyo, a un tirón tonto? «No quise hacerlo, no era necesario», señaló la gallega, con «muy buenas sensaciones pese a no ser una gran marca».

Entrenada por Iván Pedroso y sin competir desde el 1 de septiembre, buscaba en la clasificación «sensaciones de saltos» para testar su cuerpo. «La verdad es que ha respondido muy bien», añadió. Eso a pesar de tener problemas personales y físicos a lo largo del verano, «porque la temporada está siendo muy larga, y eso se nota». Al Mundial llega en forma: «La verdad es que Iván (Pedroso) es un crack planificando y ha sabido llevarme por el mejor camino para poder estar en la final. Ahora toca disfrutar sin pensar demasiado en el resultado».

La madrileña Patricia Sarrapio no pudo lograr el pase a la final, cuyo corte quedó en 14.12 metros, con tres saltos que no pasaron de 13.56.

Kevin López y Jesús Gómez, semifinalistas

Que el 1.500 español goza de buena salud lo reflejaban los tres atletas que habían viajado a Doha y lo confirmaron dos de ellos alcanzando las semifinales. Kevin López se metió entre los seis primeros en una serie rápida, mientras que Jesús Gómez entró por tiempos en una todavía más veloz. Con 3:36.72, la segunda marca de su vida, pasó un corte en el que se quedó fuera por solo trece centésimas Adel Mechaal. El pupilo de Antonio Serrano, cuarto en Londres 2017, se vio encerrado en la última vuelta y no fue capaz de salir a tiempo para ganar puestos en la recta.

A semifinales ya habían accedido con anterioridad Marta Pérez y Esther Guerrero, con mejores sensaciones la soriana que la catalana, pero ninguna de las dos logró progresar a la final. Estaban agotadas del esfuerzo de la clasificación, y así lo reconocieron después de la carrera. Guerrero fue octava en su serie (4:16.66), mientras que Pérez acabó undécima pero con un mejor crono (4:10.45), aunque ella misma admitió no haber podido seguir en ningún momento el ritmo de sus rivales, que volaron a velocidades de mitin.