Un 'Sprint' hasta la élite

El ULE Sprint Atletismo de León logró el ascenso a División de Honor tres años después del descenso en un paso «muy importante» para el club | Destacan que ahora podrán competir «contra las mejores» con un grupo joven, con gran proyección y que se reforzará con los grandes valores que siguen formándose en la cantera leonesa

Un grupo de las atletas del ULE Sprint. / N. Brandón
Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Es muy socorrido escuchar que, en ocasiones, un paso atrás sirve de impulso para dar dos adelante. El ULE Sprint es la viva imagen de este refrán que copa el palabrerío español y tres años después del descenso, las leonesas han vuelto a la División de Honor.

Pero no lo han hecho de cualquier manera. Lo han logrado con un equipo joven, con una gran proyección, con unos cimientos más sólidos y con entrenadores especializados en todas las disciplinas del atletismo. Y, en el tartán, han sido muy superiores, logrando el ascenso en la última prueba, en Valladolid, a falta de las dos carreras por relevos. Han vuelto a División de Honor por la puerta grande.

«Fue un momento muy emocionante», explica una de las atletas, Ángela GarcíaSancho, participante en los 400 metros lisos. «Era el gran objetivo de nuestro temporada y, según pasaban las pruebas, veíamos que íbamos cumpliendo con lo que teníamos previsto», señala la atleta leonesa, que recuerda con especial cariño el momento del ascenso: «faltaban aún dos pruebas de relevos, pero ya éramos de División de Honor y nos abrazamos, gritamos, cantamos... fue muy emocionante».

Un ascenso con «superioridad»

La suerte – con mucho trabajo por detrás – sonrío por fin al ULE Sprint. Y es que uno de sus entrenadores, Eduardo Martínez, recuerda que se han quedado a las puertas estas tres últimas temporadas, especialmente la primera después del descenso, «a apenas un punto».

La temporada fue casi perfecta para el ULE Sprint, que ganó las dos ligas previas a la liga final también. A la última prueba llegaron con el ascenso encaminado, pero había que concretarlo y, a falta de 4x100 metros y el 4x400 metros, ya habían logrado el ascenso. «Aún así, queríamos demostrar nuestra superioridad y poner brillo a nuestro trabajo ganando los relevos», afirma Ángela García. Finalmente, fueron segundas en el relevo corto y campeonas en el largo.

Este es un «paso muy importante» para el club. Y así lo deja ver Eduardo Martínez, porque destaca que «hay muchos chicos y chicas en la cantera» y ver que pueden competir en División de Honor es «una motivación extra». «Ahora, todas y todos pelearán para formar parte del equipo de División de Honor, porque competirán contra atletas de élite, de máxima categoría, y eso les va a hacer mejorar», explica.

«Tenemos mucho margen de mejora»

Este era uno de los «objetivos claros» de la temporada, insiste Martínez, ya que tienen «un equipo fuerte y la oportunidad no podía escaparse».

Aparte, quiere resaltar la gran 'camada' de atletas cadetes y juveniles que vienen por detrás, pegando fuerte. «No tenemos el potencial económico de Playas de Castellón o FC Barcelona y nosotros, para mantenernos, tenemos que mirar a la cantera. Hay una gran base, con atletas muy interesentes que, no sólo formarán parte del equipo en el futuro, sino que lo harán mejor», señala.

Las atletas del ascenso

María Cisneros (19 años): 100 metros lisos y 4x100

Raquel Martínez (18 años): 100 metros lisos y 400 vallas

Silvia Casares (16 años): 200 metros lisos y 4x100

Clara Llamazares (27 años): 200 metros lisos y 4x400

Ángela García (20 años): 400 metros listos y 4x400

Nonia Reguera (16 años): 100 vallas y 400 vallas

Marta Toral (17 años): 4x100

Gabriela Llamazares (17 años): 4x100

Sandra Cavía (25 años): 4x100

Alicia Recio (21 años): 4x400

Sandra San Miguel (21 años): 800 metros y 4x400

Miren Martín (19 años): 1.500 metros

Carmen Viciosa (20 años): 3.000 metros lisos

Sara García (18 años): 3.000 obstáculos

Elea Serrano (19 años): 3.000 obstáculos

Marta Tejedor (22 años): Marcha

Sara Bardal (17 años): Marcha

Aurora Martín (18 años): Salto de longitud

Emma Aller (17 años): Salto de longitud

María Muñoz (40 años): Triple salto

Nuria Menéndez (17 años): Salto de altura y 100 vallas

Alejandra García (19 años): Salto de altura

Henar Robla (24 años): Salto de pértiga

Valeria del Pino (14 años): Salto de pértiga

Laura Fernández (19 años): Lanzamiento de peso

Laura García (20 años): Lanzamiento de martillo

Lucía Martín (28 años): Lanzamiento de disco

Lidia Marcos (18 años): Lanzamiento de jabalina

En esa idea incide Ángela García, atleta de 400 metros lisos, que ve un grupo «joven y con futuro» que tiene mucho margen de mejora en los próximos años para seguir en División de Honor durante mucho tiempo. «Vamos a competir al máximo nivel, calentando y participando contra las mejores del país, pudiéndonos comparar con ellas. Es una motivación más para seguir trabajando día a día y conseguir nuestros objetivos», apunta.

Y, ¿cuál ha sido la clave? Ángela García lo tiene muy claro: «estamos muy unidas, somos un gran grupo. Cuando una compite, el resto está desde fuera, animando y gritando, para ganar o mejorar nuestras marcas. Es el corazón de todo esto».

La pista de ocho calles sería un «plus» para el Sprint

En este momento de visibilidad tras un gran éxito, aprovechan para lanzar sus peticiones. «Somos un club humilde y tenemos muchos gastos de desplazamientos, viajes, entrenadores... Todo esto cuesta dinero y tiempo y es difícil de mantener», señala Eduardo Martínez en busca de un apoyo institucional más claro.

Pero, si ha habido una reclamación histórica en el atletismo leonés, esa es la pista de ocho calles. Martínez desvela que «la solución está encaminada» y pide «paciencia». «Creo que vamos a disfrutarla dentro de poco», asegura.

Sería un «plus» para el club y para el atletismo leonés, señala. En primer lugar, por el aspecto económico ya que «nos ahorraríamos los desplazamientos a Valladolid para competir como local», ya que para todo tipo de competiciones se necesita una pista homologada de ocho calles. Además, contarían «con el apoyo de la afición leonesa». Y, por último, se podrían organizar pruebas federadas en León, además de tener entrenamientos de mayor calidad para «seguir mejorando y lograr más éxitos».

El Sprint es de élite. Este grupo de jóvenes y prometedoras atletas ya ha probado un gran éxito a nivel grupal, que se une a los innumerables triunfos autonómicos y nacionales que ya han sumado. Pero este solo es el inicio de un camino que, esperan, esté lleno de alegrías y grandes victorias.