Atletismo

Aláiz quiere volver a sentirse atleta en Ulía

Roberto Aláiz /D. G.
Roberto Aláiz / D. G.

El leonés vuelve a la competición este domingo en San Sebastián y tiene previsto disputar la Media Maratón de Nueva York el 17 de marzo

EFE

El atleta internacional Roberto Aláiz, que ha sufrido un auténtico calvario durante los tres últimos años a causa de varias lesiones en el tendón de aquiles, reaparecerá el próximo domingo en el 89 Cross Gimnástica de Ulía en San Sebastián con el único objetivo de «volver a colocarse un dorsal y sentirse atleta»-

El corredor leonés, actualmente en las filas del Fem Camí Mislata de Valencia, disputó su última carrera en junio del pasado año, cuando tuvo que retirarse en una prueba de 5.000 metros en la localidad cántabra de Los Corrales de Buelna, aunque con anterioridad había ido arrastrando numerosas interrupciones en su recuperación desde que aparecieran las primeras molestias en 2016.

Antes de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro (Brasil), donde contaba con muchas opciones de haber estado presente, tras perderse cuatro años antes en Londres su debut en unos Juegos por tan solo un segundo, empezó a vivir la «pesadilla» que le ha acompañado después de tres pasos por el quirófano, con dos intervenciones quirúrgicas en el tendón derecho y otra, la última, en el izquierdo.

Los plazos para su vuelta se han ido dilatando y, cuando parecía que empezaba a sentirse cómodo y sin molestias, en los últimos días volvió a aparecer «el pico de dolor» y que le hará llegar a esta cita con la incertidumbre de cuál puede ser la respuesta.

«Está claro que el proceso de recuperación ha sido más largo del esperado, porque además el pie derecho operado no responde como debiera, le falta fuerza y no puedo alcanzar ritmos de 2:50 y por eso no sé cómo voy a responder, pero algún día tenía que empezar a competir y siempre he sido optimista de que esta situación acabará en algún momento«, comenta.

Después de disputar una de las carreras más emblemáticas del calendario nacional de campo a través de 10 kilómetros por la playa de Zurriola, afrontará un nuevo reto con la presencia el 17 de marzo en el Medio Maratón de Nueva York (Estados Unidos) «más para el disfrute que para otra cosa y para comprobar el momento de forma».

Todo con la mirada puesta en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 a los que no ha renunciado a pesar de tanto contratiempo continuado «porque es la ilusión que hace seguir adelante y por la que luchar» y, aunque confía en que pudiera estar en su prueba predilecta de los 3.000 obstáculos, tampoco renuncia a poderlo hacer en otra distancia mayor, los 5.000 ó 10.000 metros.

 

Fotos