Croacia-España

Suker desvela que trató de nacionalizar croata a Dani Olmo

Luis Rubiales y Davor Suker, en Zagreb. / Rodrigo Errasti Mendiguren

El presidente de la federación croata niega que haya ganas de venganza y consideraría «una injusticia» que Modric no ganara el Balón de Oro

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENEnviado especial a Zagreb (Croacia)

El presidente de la Federación Croata de Fútbol, Davor Suker, reconoció en la comida oficial de las directivas del Croacia-España con su homólogo Luis Rubiales que intentaron nacionalizar al internacional español sub 21 Dani Olmo, que juega en el Dinamo Zagreb y participó el lunes en el entrenamiento de la absoluta en la Ciudad del Fútbol. «Nos hubiera gustado que Dani Olmo jugara con Croacia, lo intentamos e iniciamos los papeles, pero el fútbol es así. Tiene gol y velocidad. Es muy bueno, pero no podemos hacer nada. Estoy seguro que la próxima temporada jugará en España o Inglaterra», explicó Suker ante los medios presentes en el lugar del almuerzo oficial.

En la rueda de prensa del miércoles Zlatko Dalic, seleccionador croata, alabó a Dani Olmo que está brillando en el Dinamo de Zagreb esta temporada y que está en la agenda del Barcelona. «Últimamente su equipo (Dinamo) está jugando bien, lleva una campaña muy buena y en primavera estará en la Europa League. Juega bien, rápido, y marca diferencias. Para él (Olmo) el Dinamo ha sido un trampolín, está creciendo deportivamente mucho aquí. Ha elevado el nivel del Dinamo y también el equipo el suyo».

El propio futbolista, esta semana en Las Rozas, no ha negado esa aproximación de la HRV y de hecho todavía existe esa opción hasta que no dispute un partido oficial con la absoluta, su aspiración real.

Suker, con su habitual simpatía mostró su pasión por España -a la que considera una de las mejores del mundo y desea la mejor de las suertes menos este jueves-, atendió a los medios y habló de otros temas relacionados con el Real Madrid. El primero de ellos sobre el estandarte de los arlequinados. «Sería una injusticia que Modric no ganara el Balón de Oro. Su trayectoria durante la pasada temporada demuestra que ha sido el mejor», dijo antes de sacar la cara por Sergio Ramos, criticado por Dejan Lovren y al que silbó el Santiago Bernabéu ante el Valladolid: «Es un gran jugador y un buen capitán. A muchos nos han pitado, pero el Bernabéu sabe olvidar porque entiende de fútbol», consideró.

Por último, quiso calmar la euforia alrededor De Santiago Solari, nombrado entrenador permanente. «Hay que darle tiempo. Cuando gane algo histórico se le podrá comparar con Zidane. Ahora hay que ayudarle y desearle toda la suerte del mundo. Yo estoy con el».

Rubiales hace suyo el discurso de Lucho

Minutos después compareció Luis Rubiales ante los medios y dejó unas breves reflexiones sobre el partido en el Maksimir Stadion. « Estamos tranquilos, seguro que entre los futbolistas algo de cosquilleo habrá. Todos nuestros jugadores se merecen estar aquí y seguro que sabrán la importancia del partido. La selección es un magnífico equipo que se mide a otro magnífico equipo. Estos son los partidos que se quieren jugar. Tenemos fe en que el equipo lo va a hacer bien. Es un partido a todo o nada, si lo ha dicho el mister eso va a misa. Ojalá podamos seguir avanzando y estemos en la fase final de la Liga de Naciones», dijo antes de hablar del ambiente que le espera a la selección ante una Croacia que ha jugado cinco de sus últimos partidos a puerta cerrada por sanciones. «Para eso están los órganos internacionales que ha sido implacables. Queremos que sea una fiesta, el fútbol es pasión, entrega y sentimiento pero no es violencia. Por eso siempre estaremos del lado de los organismos oficiales y las decisiones que tomen», finalizó dejando claro que no espera ningún incidente.

 

Fotos