Contracrónica

Inglaterra arrasa el experimento defensivo en 45 minutos

Harry Kane pugna con Nacho y Sergio Ramos. /Carl Recine (Reuters)
Harry Kane pugna con Nacho y Sergio Ramos. / Carl Recine (Reuters)

Luis Enrique alineó una zaga novedosa que se vio totalmente superada por Kane, Sterling y Rashford en la primera mitad

JACOBO CASTROMADRID

La selección española estrenaba defensa contra Inglaterra. Jonny Otto jugaba en el lateral derecho en su primer partido como titular con España; Ramos y Nacho formaban una pareja de centrales que parecía haberse asentado como titular; y Marcos Alonso ocupaba un lateral izquierdo del que se le suponía dueño tras la desaparición de Jordi Alba de las convocatorias. En sólo 45 minutos, la novedosa línea de zagueros fue arrasada con un sonrojante 0-3 que puso en jaque el experimento de Luis Enrique.

Sería injusto acusar sólo a los defensas del desastre de la primera mitad en el Benito Villamarín, pero lo cierto es que los cuatro salieron en las fotos de los goles ingleses. En el primer tanto, Raheem Sterling ganó la espalda a Marcos Alonso para encarar solo a De Gea y fusilar al portero criado en Illescas. En el segundo, el peligro llegó por el otro lado. Marcus Rashford logró encontrar también la espalda del debutante Jonny, y tras quedarse en el mano a mano ante el portero español, hizo el 0-2. Fue lo más destacado de una tortura constante. Pese a jugar en la misma liga que los dos extremos ingleses, la Premier, los dos laterales de la selección española parecieron verse sorprendidos por el nivel de su rivales.

Pero si hablamos de las alas defensivas como protagonistas en dos de los tres goles, en el caso de la pareja de centrales, e incluso del mediocentro, se puede hablar de incidencia los tres. Nacho, Sergio Ramos y Sergio Busquets se vieron totalmente superados por Harry Kane. Y lo peor es que para ninguno era la primera vez. Hace un año, el delantero inglés machacó a los dos centrales en los duelos entre Real Madrid-Tottenham de Liga de Campeones. En el caso de Busquets, dos semanas atrás pudo comprobar cómo se las gastaba el capitán de Inglaterra. En la previa del partido, Ramos, confiado por la poca incidencia de Kane en la victoria de la selección en Wembley, aseguró haber aprendido del pasado. «Kane es de los mejores delanteros del momento, pero le tenemos muy bien estudiado para que no nos hagan mucho daño», dijo el capitán español. Por lo visto en el césped del Benito Villamarín, parece que se les olvidó dar un repaso al pasado.

Kane hizo lo que quiso. Colocado como una especie de pívot, bajó todos y cada uno de los balones que le llegaron mientras Nacho, Ramos y Busquets solo podían chocar contra la estrella inglesa, que pasó por encima de los tres. Cuando el árbitro pitó el descanso, la hoja de servicios de Harry Kane mostraba dos asistencias a sus compañeros y la sensación en España de que un huracán había arrasado su defensa.

Contenido Patrocinado

Fotos