Un resbalón de Samu regala el derbi a La Bañeza

Samu Diarra, en un momento del partido./
Samu Diarra, en un momento del partido.

El filial de la Cultural tuvo el dominio de la pelota pero los chicos de José Díez demostraron por qué lo han ganado todo en la Llanera

RUBÉN FARIÑAS

La Llanera no regala puntos y cada error se castiga con la derrota. Esta es la frase que describe una soberbia temporada como local de La Bañeza, que lo ha ganado todo en su feudo y se ha llevado un nuevo derbi leonés en Tercera División.

Los chicos de José Díez se han impuesto por 1-0 al Júpiter Leonés, tras aprovechar un resbalón de Samu Diarra, quien regaló el tanto a Adrián Rojo y que a la postre supuso los tres puntos.

1 La Bañeza

Sánchez; Guiller (Bayón, min.62), Miguel, Pablo, Sergio; Mateo (Sampedro, min.86), Rober, Christian, Alberto; Adri Rojo (Pablo Martínez, min.72), Álvaro

0 Júpiter Leonés

Diarrá; Bonello, Algar, Álex, Herrador (Álex Gómez, min.80); Urbi (Murillo, min.62), Aarón, Gonzalo, Javi (Gumánez, min.80); Brítez, Romagnoli

gol
1-0, Adri Rojo, min.38
árbitro
Domínguez Zapatero (Comité Leonés)
incidencias
Partido correspondiente a la décima jornada del Grupo VIII de Tercera División disputado en la Llanera de La Bañeza

El duelo provincial tuvo continuas alternativas para que el marcador se moviera en una fría tarde. El dominio fue del filial de la Cultural, en los primeros compases, y Romagnoli se topó con Sánchez en la primera aproximación con peligro.

La respuesta, por el bando local, llegó por mediación de Miguel, quien no acertó con su remate.

En el minuto 38, tuvo lugar la acción que decantó el partido. Diarra quiso controlar el balón, el portero se resbaló y regaló el esférico a Álvaro, quien cedía para que Adrián Rojo hiciera a placer el 1-0.

En la segunda mitad, las primeras ocasiones tuvieron color morado. Sergio sirvió desde la derecha y Álvaro peinó ajustado al palo de la meta capitalina. En el lado contrario, Romagnoli puso un centro y Bonello remató con fuerza a las manos de Sánchez.

La oportunidad más clara para el filial de la Cultural llegaba a la hora de partido. Brítez controló dentro del área y chutó con intención, obligando al portero de La Bañeza a meter una prodigiosa mano que salvara la victoria para los suyos.

Monopolizó el balón el Júpiter, que dejaba espacios para la contra de un equipo local que se mueve como pez en el agua con el marcador a favor. De hecho, Álvaro pudo sentenciar, tras plantarse ante Samu, pero Javi llegó in extremis para corregir la situación y enviar a córner. El servicio desde la esquina lo cabeceó Miguel, quien encontró una extraordinaria mano del meta y el larguero de la portería.

Los minutos fueron pasando y el colegiado tuvo que tirar de cartulinas para tranquilizar el ambiente. Duras faltas, broncas y amagos de tangana llevaron el partido hasta el final sin que el marcador se alterase.

El resultado permite a La Bañeza lograr 15 de 15 puntos en la Llanera y deja de nuevo en una situación compleja a la Cultural B.

 

Fotos