Marruecos-Irán: a quitarse el vestido de 'cenicienta'

Carlos Queiroz, seleccionador de Marruecos, en una rueda de prensa./Reuters
Carlos Queiroz, seleccionador de Marruecos, en una rueda de prensa. / Reuters

Ambas selecciones, en teoría las más debiles del grupo de España, buscan una victoria para esquivar el último puesto y contar con opciones de pasar de ronda

JUANMA MALLO

Cuando se sorteó la primera fase para el Mundial, allá por el mes de diciembre en Moscú, todos los análisis fueron concluyentes en el grupo B: España y Portugal pasarían de ronda, a octavos de final, y Marruecos e Irán quedarían apeados a las primeras de cambio de la cita rusa. Vamos, que les colocaron el papel de 'cenicientas' sin esperar a que arrancase la competición. Esa, por supuesto, es la teoría, los números fríos que, por ejemplo, confirma la clasificación de la FIFA, pero siempre existen sorpresas. No obstante, la primera misión de ambos conjuntos es quitarse ese vestido que se les ha impuesto. Por eso, el que gane el partido de este viernes en el Estadio Krestovski (17 horas, en San Petersburgo) tirará esa prenda e incluso aspirar a pasar de ronda, a colocarse en los octavos de final, aprovechando un desliz de una de los escuadras 'ibéricas'.

De hecho, ambos técnicos, Carlos Queiroz en Irán y Herve Renard en Marruecos, han inculcado estos días a sus vestuarios la posibilidad de convertirse en ese tapado que siempre surge en todas las Copas del Mundo. De ahí la importancia de un triunfo en un duelo en el que los norteafricanos ejercen de anfitriones.

Se enfrentan dos equipos con propuestas similares, con un enorme orden táctico, disciplinadas y que han construido murallas en la parcela defensiva: ambos han recibido contados goles en su camino hacia Rusia. Los marroquíes no recibieron ninguna diana en su fase de clasificación, mientras que los iraníes dejaron su guarida a cero en nueve de los diez duelos. En ataque, por su parte, apuestan por la velocidad, por pillar al adversario desprevenido, una fórmula que aplicó el pasado sábado Túnez contra España en el último partido de Lopetegui al cargo de La Roja.

Queiroz, que ha llevado a Irán del séptimo al primer puesto en Asia del ránking FIFA, está animado. «Tenemos potencial para sorprender a Marruecos en nuestro primer partido», saca músculo un hombre que cuenta con la importante baja para este primer duelo de Said Ezatolahi, pero dispone el 'Team Melli' de su principal peligro, Alireza Jahanbakhsh.

Mientras tanto, los 'Leones del Atlas' esperan que su regreso al Mundial después de 20 años no se quede en un bonito sueño. Con Benatia en el centro de la defensa y seis futbolistas en la Liga, Marruecos se encomienda a los goles de Khaled Boutaïb, asistido por Amrabat, en el Leganés, desde la banda. Esos son los argumentos de ambos combinados, los dos con la mente de no ser la cenicienta.  

Contenido Patrocinado

Fotos