Muere Puche, autor de la icónica foto de Quini

Ubaldo Puche, con una portada en la que se conmemora a Quini ilustrada con su foto. /
Ubaldo Puche, con una portada en la que se conmemora a Quini ilustrada con su foto.

El conocido fotógrafo deja atrás una trepidante vida ue le llevó a pasar por la División Azul y a subirse al ring como luchador

EL COMERCIO

Ubaldo Puche Mulero (Águilas, Murcia, 1922), exfotógrafo de LA VOZ DE AVILÉS, ha fallecido hoy a los 96 años. Vecino de Llaranes desde que fue destinado a Asturias y forofo del Sporting de Gijón, Puche es el autor de la instantánea más icónica de Quini. La capilla ardiente se encuentra en el tanatorio de Avilés y el funeral se celebrará mañana, a las cinco de la tarde, en la iglesia Santa Bárbara de Llaranes.

Puche fue fotógrafo en la última etapa de su vida laboral, pero antes había sido luchador de lucha libre, soldado, guardia civil, trabajador de Ensidesa y submarinista. Su historia se empezó a escribir en 1941, cuando fue invitado a inscribirse como voluntario en la División Azul. En el campamento de Grafenwöhr, en Baviera, comenzó su descenso a los infiernos de la Segunda Guerra Mundial.

Tras luchar en el frente ruso, fue enviado como policía militar a Konigsberg, actual Kaliningrado. Volvió a casa con cuatro medallas, una placa, la Cruz Roja al Mérito Militar concedida por Franco y la Cruz de Hierro de la Alemania nazi.

A la vuelta, ingresó en la Guardia Civil y fue enviado al Norte a luchar contra el maquis. En cuanto pudo, dejó el cuerpo y empezó a trabajar en Ensidesa en el área de transportes.

Olimpiadas de Munich, Moscú y Barcelona

Aficionado al deporte, practicó lucha libre y submarinismo, su verdadera pasión. Con el grupo GEAS de Ensidesa, participó en decenas de rescates.

Puche aún sacaba tiempo para otra de sus pasiones: la fotografía y su Sporting del alma (suya es la mítica foto de Quini marcando de volea ante el Rayo Vallecano). Dedicó sus vacaciones a fotografiar, por puro placer, las olimpiadas de Munich, Moscú y Barcelona.

Llegó al fotoperiodismo por accidente, por un grave accidente laboral en Ensidesa. Poco después lo llamo el exdirector Juan Wes para trabajar con LA VOZ, donde estuvo finalmente como colaborador.

 

Fotos