Drama en el fútbol cántabro

Muere un jugador en un partido de la Primera Regional cántabra

Francisco Cavada Quintana/
Francisco Cavada Quintana

Francisco Cavada Quintana ha fallecido esta tarde en el Hospital Valdecilla

ASER FALAGÁNSantander

La muerte súbita en el deporte se acaba de cobrar otra víctima. Esta vez en Cantabria, y en el fútbol modesto. Francisco Cavada Quintana (Elechas, 24 de octubre de 1986) ha muerto tras caer desplomado cuando apenas se habían disputado veinte minutos del Valdáliga-Marina de Cudeyo, de Primera Regional. Según ha podido saber este periódico, y como ha confirmado el presidente de la Federación Cántabra, José Ángel Peláez, tras un lance del partido el futbolista cayó al suelo y se levantó casi de inmediato, pero cuando la jugada continuaba se dirigió al árbitro pidiéndole detener el juego porque se encontraba mal. Cayó de rodillas y después al suelo. La gravedad de la situación era evidente ya en un primer momento.

De inmediato su entrenador, David Colina, y un agente de la Guardia Civil comenzaron a practicarle las maniobras de reanimación mientras se avisaba los servicios de emergencia. Apenas unos minutos tardaron en llegar tanto el Servicio de Urgencias de Atención Primaria de Cabezón de la Sal con el desfibrilador como la unidad de Soporte Vital Avanzado de Torrelavega, que de inmediato tomaron el relevo. Durante aproximadamente 40 minutos, fue atendido en el campo sin éxito.

Ante la gravedad de la situación, la ambulancia de soporte vital trasladó a 'Francis', como se le conocía deportivamente, al Hospital Valdecilla, sin abandonar nunca las maniobras de reanimación, pero conscientes del mal pronóstico del deportista.

Así fue como llegó a Santander, donde el personal médico del centro hospitalario no pudo sino certificar su fallecimiento después de un proceso de más de una hora y 40 minutos de trabajo de reanimación.

 

Fotos