Segunda

Los partidos a domicilio, la asignatura pendiente de la Deportiva

Isi, en el partido en Fuenlabrada./LaLiga
Isi, en el partido en Fuenlabrada. / LaLiga

La Deportiva ha sumado solo dos puntos como visitante: ante el Fuenlabrada (1-1) y el Lugo (2-2)

PÉREZ SOTO

Los encuentros a domicilio siguen siendo, en esta temporada, la actual asignatura pendiente para la SD Ponferradina que, si tan solo se computaran los resultados como visitante, se encontraría en puestos de descenso -decimonoveno-, con tan solo dos puntos conseguidos en cuatro salidas.

Los bercianos igualarían el balance como visitantes de Sporting de Gijón, Deportivo y su último rival, CD Mirandés, todos ellos también con dos empates cosechados, aunque en su caso habiendo disputado un partido más a domicilio.

La Deportiva sumó dos puntos en sus visitas a Fuenlabrada (1-1) y Lugo (2-2), en el caso del conjunto madrileño viendo como le igualaba en los últimos compases del choque, mientras que en el terreno gallego fue el conjunto de Jon Pérez Bolo el que logró salvar al menos un empate después de ir perdiendo 2-0 al descanso.

Las derrotas blanquiazules llegaron en el debut liguero en el estadio Ramón de Carranza ante el líder Cádiz CF, después de que los locales remontaran, en la segunda mitad, el tanto de Pablo Trigueros (3-1) y en su último compromiso a domicilio ante el Elche CF (1-0), en la única victoria ilicitana como local hasta ahora.

El último tramo de la pasada temporada en Segunda División B mostró a una SD Ponferradina muy contundente en sus desplazamientos, con victorias en la fase de ascenso en Cartagena (1-2) y Alicante ante el Hércules (1-3), con tan solo el tropiezo en Cornellá (2-1), mientras que en la liga sumaron otros dos triunfos, Unión Adarve y Real Valladolid B y tres empates -Celta B, Cultural y Madrid B-.

En la comparativa con el último año del equipo berciano en la categoría de plata, en la temporada 2015-16, los partidos como visitante también fue uno de sus caballos de batalla a lo largo del campeonato, donde se sentaron hasta tres entrenadores en el banquillo, Manolo Díaz, Fabri González y Rubén Vega, que lo hizo en dos ocasiones, para acabar descendiendo de categoría.

Tan solo hubo un triunfo a domicilio en el terreno del también descendido UE Llagostera (0-1), en la undécima jornada y otros siete empates en Huesca (1-1), Almería (1-1), Albacete (2-2), Valladolid (0-0), Tarragona (1-1), Pamplona (0-0) y Tenerife (1-1).

Como contrapunto a los problemas en los desplazamientos, el estadio de El Toralín sigue siendo el principal argumento para los bercianos que tan solo han cedido una derrota (0-2 ante la UD Las Palmas), que ponía fin a una racha de casi nueve meses sin perder e su terreno, a lo que añadieron los empates ante Real Zaragoza (1-1) y Alcorcón (1-1).

Los 11 puntos conseguidos en seis partidos tan solo son superados por tres candidatos al ascenso, el Huesca, que ha logrado 12 puntos en cinco encuentros como local y los dos aún invictos en su terreno, el líder Cádiz y el Girona, que han sumado un punto más, 13, igualmente en cinco citas ante su afición.