Segunda División

El Toralín pierde su condición de invicto ante la magia de Viera

Kaxe y Sielva persiguen a Pedri en un instante del partido./LaLiga
Kaxe y Sielva persiguen a Pedri en un instante del partido. / LaLiga

La Deportiva sumó su primera derrota como local y la segunda consecutiva en un choque en el que nunca encontraron sensaciones ante un Las Palmas liderado por Jonathan Viera

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Nadie conquistaba El Toralín desde hace diez meses. Pero esa racha se acabó. La Ponferradina ha caído 0-2 ante Las Palmas que, liderado por su mejor jugador, Jonathan Viera, supieron encontrar los puntos débiles de un cuadro berciano que falló un penalti con 0-1 en el marcador.

0 SD Ponferradina

Caro; Son, Trigueros (Benito, min. 76), Russo, Ríos Reina; Sielva, Larrea, Isi, Pablo Valcarce (Guille Donoso, min. 71); Kaxe (Bravo, min. 61), Yuri

2 UD Las Palmas

Josep Martínez; De La Bella, Mantovani, Aythami, Lemos; Fabio, Ruiz de Galarreta (Kirian, min. 86); Srnic, Viera (Deivid, min. 83), Pedri (Drole, min. 68); Pekhart

GOLES
0-1, min. 26, Viera. 0-2, min. 67, Pedri
arbitro
Galech Azpeteguía (Colegio Navarro). Mostró amarilla a Trigueros, Sielva y a Pablo Valcarce por parte de la SD Ponferradina y a Aythami, Mantovani, Ruiz de Galarreta, Pekhart, Josep Martínez, Pedri, De La Bella y a Fabio por parte de la UD Las Palmas
INCIDENCIAS
El Toralín. 5.008 espectadores.

Un equipo estaba interesado en enloquecer el partido, en convertirlo en un correcalles, en que el fútbol brillara por su verticalidad. Otro, en cambio, quería más pausa y tranquilidad, más elaboración, más cocinar a fuego lento cada opción de gol.

Esta fue la descripción de los primeros minutos en El Toralín, con la Deportiva empeñada en dar tranquilidad a un fútbol que quería revolucionar el conjunto de Pepe Mel para aprovechar el desequilibrio de los Viera, Pedri o Scrinic.

Fue una batalla intensa, que duró la mitad del primer tiempo. Fueron minutos de pelea, de querer imponer el ritmo de juego, de medir hasta dónde iba a llegar el rival con esa resistencia a acatar el deseo del rival. Las ocasiones no llegaban y solo un disparo lejano de Ríos Reina en un libre directo creó cierta inquietud.

Genialidad de Viera... error poco habitual de Yuri

Parecía que la única llave para abrir el partido, para desatascar este impás al que se vio sometido el choque en Ponferrada, era el balón parado. Dicho y hecho. Un mago del balón como Jonathan Viera aceptó el reto y, en la primera ocasión que tuvo, una falta en la frontal, el canario marcó un golazo para poner el 0-1.

A la Ponferradina le tocaba ponerse manos a la obra, dar un paso adelante y levantarse, una vez más, tras encajar. No se demoró la reacción blanquiazul e Isi, tras una larga revisión del VAR, provocó un penalti que Yuri, el infalible, sí erró en una noche desafortunada para los de Bolo. El lanzamiento del capitán berciano se marchó alto, algo difícil de ver en El Toralín.

Este error dejó tocada a la Deportiva. Las Palmas dominó este tramo de encuentro y Viera tuvo el segundo en sus botas, algo que evitó un Caro que debutaba en la meta deportivista mientras el partido, por momentos, se endureció.

Partido a fases

Pero de nuevo, la Deportiva se levantó. El arreón final, el que siempre altera los corazones en El Toralín en los últimos minutos de cada parte, volvió a aparecer. Tuvo distintas ocasiones el cuadro de Bolo, la primera de ellas de Ríos Reina que, con un fuerte zapatazo, obligó a rechazar a Josep Martínez, balón que llegó a los pies de Kaxe, que no acertó con la meta insular, aunque la jugada había quedado anulada por fuera de juego del delantero vasco.

Instantes después, la más clara. De nuevo Pablo Valcarce, sacando el corazón berciano del equipo, se plantó solo ante Martínez para cruzar el balón, superando al meta... pero no a un rapidísimo Mantovani, que despejó a córner cuando ya se cantaba el gol del empate, resultado que no se pudo lograr antes del descanso.

En la segunda mitad, el choque volvió a estar dominado a tramos por cada uno de los equipos. Las bandas tomaron aún más protagonismo en la Deportiva ante un Las Palmas más centrado en defender y buscar una contra con la velocidad de su ataque para sentenciar.

Pedri sentencia

Dio un paso adelante, prácticamente obligado, el cuadro berciano en busca del empate. Bolo trató de potenciar la segunda línea con la entrada de Bravo mientras que Yuri tuvo la más clara del segundo acto con un disparo que llegó a bloquear Aythami.

Las Palmas estaba llegando cada vez menos, pero cada vez con más espacios. Y en una de esas ocasiones, llegó el segundo tanto canario. Una gran jugada por la banda de De La Bella acabó con una asistencia a Viera que el mediapunta dejó pasar para que Pedri rematara ajustado para poner el 0-2.

La fortaleza de El Toralín, casi 10 meses sin ser conquistado por otro rival, estaba tambaleándose. Bolo puso todo sobre el césped, con la entrada de Donoso y Benito, lo más ofensivo de su banquillo, para tratar de marcar y meter el miedo en el cuerpo a los isleños.

La tuvo Yuri tras un centro de Isi que tocó Bravo y el brasileño, de cabeza, remató desde dentro del área pequeña, pero una espectacular mano de Josep Martínez se interpuso en el camino hacia la remontada blanquiazul.

Ya con más corazón que juego y fe, la Deportiva siguió buscando la remontada. Bravo la tuvo, con un remate acrobático en el interior del área y Martínez, brillante en el último cuarto de hora, evitó el tanto de Benito ya en el ocaso del choque.

La derrota que El Toralín no presenciaba desde el 20 de enero, cuando la Deportiva cayó 0-1 ante el Salamanca, llegó. Después de acabar el sábado con su racha de partidos seguidos marcando, los bercianos han visto como otra gran estadística ha llegado a su fin ante el cuadro insular.