Segunda

Bolo no cree en «la revancha» pero quiere «ganar» al Fuenlabrada

Jon Pérez Bolo.

El entrenador vasco señala que «ambos equipos nos conocemos bien» y que los madrileños son un equipo «muy compacto»

EFE

El entrenador de la SD Ponferradina, Jon Pérez Bolo, ha declarado tras la sesión de entrenamiento de este jueves que «no cree» en la revancha ante su próximo rival el Fuenlabrada, que le infringió la derrota más amplia desde que dirige al equipo berciano (3-0), pero sí dejó claro que «irá a ganar» al estadio Fernando Torres.

El técnico vasco calificó de «extraño» el partido de la pasada temporada, que además cerró 2018, «porque se llegó al final con 1-0 y en dos balones parados consiguieron los dos últimos goles».

Precisamente este aspecto, en la acciones de estrategia, son una de las preocupaciones de Bolo de cara al choque del sábado frente a un equipo que ha considerado «muy compacto, que se junta mucho, con buen balón parado y gente rápida y que además tiene experiencia en la categoría«.

Ello a pesar de que ambos equipos, recién ascendidos, han apostado en este arranque de temporada por mantener prácticamente toda la base de jugadores con los que lograron alcanzar LaLiga SmartBank.

Esto hace, según Bolo, que Fuenlabrada y Ponferradina «se conozcan perfectamente», por lo que consideró que el que sepa aplicar mejor el factor sorpresa puede tener un camino andado de cara a la victoria.

Tampoco le preocupa en exceso a Bolo la imbatibilidad de su rival, con pleno de victorias en las tres jornadas disputadas «porque las dinámicas siempre se rompen, las positivas y las negativas, y no hay que mirar al rival sino a nosotros, aunque es cierto que han empezado como un tiro después de haber acabado ya muy fuerte la pasada temporada«.

De cara a la visita al equipo madrileño, el técnico deportivista ha confirmado las bajas de los dos lesionados ante el CD Tenerife, el defensa José Antonio Ríos Reina y el delantero Pablo Valcarce, que se unen a los otros jugadores ausentes por lesión como Sergio Buenacasa, Guille Donoso y Jon García.