Bolo apuesta por el bloque del ascenso

Bolo apuesta por el bloque del ascenso

Solo los hermanos Valcarce, Russo y Gil se 'cuelan' en los onces de la Deportiva en el arranque de la temporada

PÉREZ SOTOPonferrada

El técnico de la SD Ponferradina, Jon Pérez Bolo, está dejando claro desde el inicio de LaLiga SmartBank su apuesta por la continuidad de los jugadores que le llevaron al ascenso de categoría y, salvo cuatro casos concretos, el resto del once inicial que ha utilizado en las cuatro primeras jornadas de liga es el conocido de la campaña pasada.

De la docena de incorporaciones al plantel blanquiazul, tan solo cuatro de ellas han tenido un papel protagonista en el conjunto berciano, los hermanos Valcarce, Pablo y Luis, en la vuelta al equipo de su tierra, el centrocampista Nacho Gil y el defensa argentino Franco Russo.

Las lesiones en estas primeras jornadas también han incidido en las modificaciones del equipo tipo de Pérez Bolo, ya que el lateral izquierdo José Antonio Ríos Reina, uno de los indiscutibles, ha tenido que dejar paso por su problema muscular a Luis Valcarce, que ha aprovechado esta circunstancia para abrirse hueco en el equipo.

Sin embargo, su hermano Pablo, tras empezar como titular, ha quedado fuera del equipo por su lesión previa al choque ante el CD Tenerife y su lugar que ha ocupado otra de las novedades, que también había entrado en otras posiciones, Nacho Gil.

El resto de los habituales para el técnico vasco son los jugadores con los que afrontó el tramo final de la pasada temporada, con las inclusiones, tras haber llegado en el mercado invernal, del guardameta Manu García, el centrocampista Pablo Larrea y el delantero Kaxe Aizpuru, los dos primeros adquiridos esta temporada al Extremadura y CD Numancia, respectivamente.

Una defensa que se conoce bien

La titularidad indiscutible de Manu García en la portería, pese a la dura competencia del argentino Gianfranco Gazzaniga, que renovó, y la llegada como cedido de José Antonio Caro, se une a la continuidad de Francisco «Son« Hidalgo en el lateral derecho y Pablo Trigueros en una de las plazas de central.

Precisamente el acompañante en la zaga de Trigueros, el argentino cedido por el RCD Mallorca, Franco Russo, resultó lesionado en el último encuentro ante el Fuenlabrada y, a falta de la confirmación del alcance exacto de su lesión, podría perderse los próximos compromisos, lo que ha abierto la puerta a la titularidad del argentino, también cedido por el Santos, Fabián Noguera.

El medio y la delantera, con sabor al ascenso

En la medular, dos jugadores son fundamentales para el técnico deportivista, el extremo Isi Palazón, artífice con sus goles del ascenso de categoría y el mediocentro Óscar Sielva, que ha vuelto a formar pareja con Larrea, tras recuperarse éste de la lesión en la mano sufrida en pretemporada.

Para la delantera, tras alguna probatura, Jon Pérez Bolo se ha decantado por mantener el trabajo incansable de Kaxe, acompañado también de su olfato goleador que demostró ante el Tenerife y, por supuesto, el capitán Yuri de Souza que, a pesar de sus 37 años, sigue siendo uno de los emblemas de la Deportiva.

El veterano jugador brasileño sigue sembrando el temor en las defensas rivales, ya logró un doblete frente al conjunto tinerfeño y, pese a perder la titularidad ante el Real Zaragoza, ha vuelto a ser pieza fundamental en su equipo.

Bravo y Saúl, por delante de los recién llegados

Otros jugadores de la pasada temporada que también han seguido contando para Bolo son el centrocampista Saúl Crespo, el delantero Carlos Bravo y, entre los refuerzos, Asier Benito, Françesc Fullana, ambos con un papel hasta ahora testimonial y Noguera, que tuvo que entrar el pasado domingo tras la lesión de Russo.

Hasta ahora, en cuanto a números, la columna vertebral para el entrenador de la SD Ponferradina la forman el guardameta Manu García, los defensas Son y Trigueros, junto con los centrocampistas Isi y Sielva, acompañados adelante por Kaxe, como únicos jugadores que han disputado la totalidad de los 360 minutos jugados de la temporada.