La Ponferradina y Caja Rural renuevan su acuerdo y apostarán por la base

Firma del acuerdo entre Caja Rural y la Ponferradina./César Sánchez
Firma del acuerdo entre Caja Rural y la Ponferradina. / César Sánchez

Más de 200 clubes deportivos en Castilla y León se benefician del patrocinio de la entidad bancaria

D. ÁLVAREZPonferrada

El director de comunicación de Caja Rural, Narciso Prieto, y el director de márketing de la Sociedad Deportiva Ponferradina, David López, presentaron este miércoles el nuevo acuerdo de colaboración entre ambas organizaciones, con el que la entidad bancaria refrenda su apuesta por el fútbol base a través del patrocinio de las camisetas de las secciones inferiores del club. Será la cuarta temporada en que se mantiene esta colaboración entre la SD Ponferradina y Caja Rural, que apoya a más de 200 clubes deportivos en Castilla y León.

Al respecto, López valoró el «esfuerzo económico» que la entidad lleva a cabo para «formar parte de esta familia». El responsable del club se mostró «agradecido y muy satisfecho» por renovar una colaboración que arrancó en la temporada 2014-15, cuando Caja Rural pasó a patrocinar al primer equipo y a situar su publicidad en el estadio El Toralín. En la misma línea, agradeció a la entidad bancaria su «apoyo total al fútbol base» gracias al nuevo acuerdo.

Por su parte, Prieto destacó que el patrocinio es fruto del «compromiso» de la entidad bancaria con la comarca del Bierzo y agradeció a los responsables del club el «enorme cariño» depositado a lo largo de estos años. «La Ponferradina ha sido un vehículo de ayuda para Caja Rural y solamente tenemos palabras de agradecimiento», recalcó.

Además, Prieto explicó que la colaboración con los más jóvenes, a través de las secciones inferiores del club, era un «anhelo» de la entidad y constituye un «ejemplo de una forma de hacer diferente». «Cuando llegamos aquí, dijimos que veníamos a quedarnos y ahora somos una columna más del club», resumió Prieto. «Seguiremos estando unidos porque el Bierzo lo necesita y se lo merece», aseguró.

Año histórico

Por otro lado, Prieto subrayó que el modelo de cajas rurales es la única alternativa a la gran banca y defendió su especial vinculación con el mundo de la pequeña y la mediana empresa local y su condición de «empresa cercana». En ese sentido, valoró el trabajo desempeñado en los últimos 20 años para recuperar una entidad de este tipo en la provincia leonesa.

Con las 62 oficinas de la provincia de Zamora y el desembarco en Valladolid, donde la entidad abrirá su octava oficina la semana próxima, Caja Rural alcanzó en el pasado ejercicio de 2017 unas cifras «históricas», que se tradujeron en un crecimiento del 35 por ciento en cuanto a los beneficios y un aumento del 16 por ciento en el volumen de negocio.

Contenido Patrocinado

Fotos