Velasco Carballo: «El VAR no es perfecto y también comete errores»

Velasco Carballo y Clos Gómez, en la rueda de prensa de la Ciudad del Fútbol / EFE

El presidente del Comité Técnico de Árbitros reconoce que «la unificación de criterios es uno de los aspectos a mejorar»

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

Carlos Velasco Carballo, presidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA), y Carlos Clos Gómez, director del proyecto VAR, han hecho balance del sistema de videoarbitraje una vez concluida la primera vuelta y en un ambiente muy diferente al de su última comparecencia, hace casi dos meses, debido a las críticas de las últimas semanas.

Según los datos del CTA, el VAR ha intervenido en las primeras 19 jornadas ligueras en un total de 59 acciones de juego, con 30 revisiones de goles, 20 sobre penaltis, seis en el caso de tarjetas rojas y tres por confusiones de indentidad.

«El VAR es uno de los cambios más importantes en la historia del fútbol. Lo que está sucediendo es normal. En España se ha aplicado de una manera efectiva. Deberíamos estar orgullosos»

Más información

Los árbitros se muestran «satisfechos con el grado de acierto y por una fluidez del juego que no se ha perdido y que es fruto de muchas horas de trabajo», que a estas alturas de temporada ya han permitido que los colegiados hayan pasado de cuatro seminarios al mes a uno después de revisar hasta 1.230 clips de vídeo en Primera y 2.160 en Segunda. Reconocen no obstante que el sistema de videoarbitraje «no es perfecto y también comete errores», ya que se encuentra sujeto al criterio personal de los colegiados en el campo y en el VOR, que lógicamente «no son infalibles».

Asimismo, Velasco Carballo, que considera el VAR como el «cambio más importante de la historia en el mundo del fútbol», valora especialmente «la transparencia y profesionalización» y señala como «aspectos a mejorar la gestión de los últimos minutos de partido, la prevención, la evaluación de acciones de juego brusco grave y especialmente la unificación de criterios, tanto en el terreno de juego como en la sala de videoarbitraje (VOR), en busca del error cero».

Además, ha recordado de nuevo ciertas aclaraciones sobre el protocolo de aplicación, ya que nunca es el árbitro de campo el que pide el VAR y desde el VOR siempre se visualizan las jugadas independientemente de que finalmente se decida intervenir, algo en lo que «no debe influir la descripción de la jugada que el colegiado haga sobre el césped, sino las imágenes».

«Los árbitros cometemos errores. El porcentaje es para que nos sintamos orgullosos del arbitraje español. El VAR no es perfecto, siempre lo hemos dicho. No pretene eliminar los errores del fútbol, solo los claros y manifiestos»

La comparecencia de los árbitros estaba prevista para febrero, pero finalmente se ha adelantado al ecuador de la competición debido al aumento de las críticas al videoarbitraje de las últimas semanas, en las que se han multiplicado las voces que reclamaban una explicación por parte del estamento arbitral. Una decisión que desde el CTA aseguran haber tomado con «total naturalidad y en consonancia con otros muchos balances sobre la primera vuelta de la Liga».

Aunque sólo han pasado varias jornadas desde la última aparición pública de Velasco Carballo y Clos Gómez, la confianza hacia el VAR se ha visto seriamente tocada después de varios errores que han enturbiado su imagen entre mandatarios, técnicos, jugadores y aficionados. Para combatir esta sensación y recordar que desde la sala de videoarbitraje se analizan todas las jugadas, los colegiados han mostrado los audios de acciones como el penalti no pitado al madridista Vinicius ante la Real Sociedad, en el que desde la sala de videoarbitraje consideran que no hay nada punible, y otra posible pena máxima al delantero del Getafe Jaime Mata en San Mamés en el tiempo de descuento, en la que desde el VOR se le dio autorización al árbitro de campo para pitar el final sin señalizar penalti una vez analizada la jugada.

«La unificación de criterios es nuestro principal trabajo. Cada semana compartimos jugadas con nuestros árbitros para ir acotando nuestra tarea»

Desde el estamento arbitral recuerdan que las últimas jornadas no han conllevado un aumento de la intervención del VAR y consideran que el mes de enero suele ser complicado para ellos, ya que la temporada avanza, muchos clubes comienzan a ver lejos sus objetivos iniciales y por tanto la crispación se acrecienta. Para evitar que las culpas se desvíen hacia la labor arbitral, consideran fundamental continuar ofreciendo información periódica y evitar la desinformación, ya el protocolo del VAR está claro y a pesar de ello siguen llegando críticas que en muchas ocasiones consideran injustificables.

No obstante, los árbitros se muestran dispuestos a seguir escuchando quejas y reclamaciones de explicaciones (Caso del Levante, el Getafe o el Real Madrid).

 

Fotos