Décima jornada

El Sevilla sigue en racha y derrota al Huesca

Sarabia celebra uno de sus goles con sus compañeros. / Efe

Un doblete de Sarabia le basta al equipo de Machín para seguir metido en la zona noble de la clasificación; Pulido marcó el del honor de los oscenses

EFESevilla/Huesca

El Sevilla ganó 2-1 a la Sociedad Deportiva Huesca con un doblete de Pablo Sarabia en el segundo tiempo, luego recortado por un gol de Jorge Pulido en el tiempo añadido, y se sitúa tercero en la tabla tras un partido discreto ante un rival que dio una buena imagen, aunque sigue colista.

Los sevillistas hicieron un mal primer tiempo, marcado por las interrupciones al no darle validez el VAR a dos goles por sendos fueras de juego, pero en el segundo hicieron gala de su eficacia con los tantos de Sarabia frente a un Huesca que nunca se rindió y creó problemas a los locales, aunque sólo maquillaron el marcador al final con el 2-1.

2 Sevilla

Vaclik; Carriço, Kjaer (Mercado, m.23), Sergi Gómez; Jesús Navas, Sarabia, Banega (Roque Mesa, m.90), Franco Vázquez, Arana; Ben Yedder, André Silva (Promes, m.53).

1 Huesca

Jovanovic; Miramón, Pulido, Semedo, Etxeita, Akapo; Aguilera (Longo, 77), Moi Gómez; Serdar Gürler (Chimy Ávila, m.63), Ferreiro; Cucho Hernández (Gallar, m.82).

Goles
1-0, M.65: Sarabia. 2-0, M.78: Sarabia. 2-1, M.93: Pulido.
ÁRBITRO
David Medié Jiménez (Comité Catalán). Amonestó a los locales Carriço (m.49+) y Arana (m.61), y a los visitantes Serdar Gürler (m.47+), Miramón (m.60) y Chimy Ávila (m.91).
INCIDENCIAS
Partido de la décima jornada de LaLiga Santander, disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante 33.022 espectadores. Césped en buen estado.

En un duelo inédito entre dos equipos con situaciones opuestas, el Sevilla, de nuevo con su once tipo tras descansar el jueves cinco titulares en la goleada europea al Akhisar turco (6-0), buscaba afianzarse arriba; y los oscenses, dejar la plaza de colista y tomar aire tras ocho partidos sin ganar -6 derrotas en los últimos siete-.

El técnico local, Pablo Machín, volvió a alinear al central danés Simon Kjaer -luego lesionado y sustituido por el argentino Mercado-, al lateral brasileño Guilherme Arana, al argentino Éver Banega como faro ofensivo y arriba al dúo letal formado por el luso André Silva y el galo Wissam Ben Yedder, con doce goles en Liga entre ambos.

Con tres centrales atrás, Aguilera y Moi Gómez de mediocentros, David Ferreiro y el turco Serdar Gürler en las alas y el colombiano 'Cucho' Hernández en punta, el Huesca salió con brío en el segundo choque con Francisco Rodríguez en su banquillo, sustituto del destituido Leo Franco, tras perder 0-2 ante el Espanyol en su debut.

Los azulgranas, ordenados y bien plantados en el campo, pero sin encerrarse atrás, obstaculizaron a base de presión las salidas de un Sevilla atascado, que lo intentó con un tiro de Jesús Navas que se le fue alto y desviado y al que replicó con otro similar 'Cucho' Hernández, en este caso atrapado por el meta checo Tomas Vaclik.

Los sevillistas no se hallaban cómodos y, con menos intensidad y un fútbol más lento de lo habitual, no hallaban vías para superar a un conjunto oscense sobrio, organizado, solidario y nada apocado.

El primer tiempo, muy aburrido y con poca profundidad ofensiva, estuvo marcado por la falta de ritmo y continuidad en el juego, pues hubo muchas interrupciones al tener que recurrirse al VAR, que acabó invalidando por fuera de juego dos goles del Sevilla en sólo cinco minutos, del 21 al 26. Entre medias, otro parón al lesionarse Kjaer.

En la primera acción, Daniel Carriço cabeceó a la red una falta sacada por Banega y el árbitro dio el tanto, pero luego rectificó a instancias del VAR, y en la segunda Ben Yedder salvó por alto al meta serbio Jovanovic y André Silva remachó en la línea de gol, pero el videoarbitraje no le dio validez por fuera de juego del francés.

Esto, unido a otra pausa al revisar sin consecuencias el VAR un golpe recibido por Sarabia, le afectó mucho al cuadro andaluz, que apenas creó problemas a un rival serio y que nunca se descompuso, pero sólo tuvo una segunda ocasión cerca del descanso con un chut de Aguilera que salió fuera por poco.

En la reanudación, el Sevilla siguió dormido, muy perdido al no brillar Banega y Franco Vázquez ante la buena presión del Huesca, además de que André Silva se lesionó y fue sustituido por el holandés Quincy Promes.

Los altoaragoneses rozaron, además, el gol a los diez minutos con un remate de Cucho Hernández a centro de Miramón que no halló portería y luego, en el 69, en un tiro de Ferreiro, aunque la acción fue anulada por fuera de juego, si bien su plan se le desmoronó cuando salió a relucir la calidad y la eficacia de los hispalenses.

Así, cuatro minutos antes, en el 65, y después de un paradón de Jovanovic en un remate de Ben Yedder, el Sevilla sacó petróleo de su gran pegada y Sarabia abrió el marcador al recibir un pase atrás de Ben Yedder, que le ganó el balón al portugués Rubén Semedo en el área.

Con el 1-0, el equipo del barrio de Nervión se tranquilizó e hiló jugadas de ataque que, tras perdonar Vázquez, solo ante el meta, a un cuarto de hora del final, acabaron dándole premio al lograr el 2-0 tres minutos después con el segundo de Sarabia, precisamente después de un magnífico pase del argentino.

Los oscenses parecieron bajar los brazos, aunque en el tiempo añadido recortaron distancias con un tanto de Jorge Pulido al rematar de tacón un centro, aunque ya no tuvo tiempo para más.

Contenido Patrocinado

Fotos