Sanciones

Theo y Juanmi, sancionados con cuatro y tres partidos

Juanmi, expulsado el pasado viernes./EFE
Juanmi, expulsado el pasado viernes. / EFE

El Comité de Competición desestimó las alegaciones del Barcelona y castigó a Lenglet con un partido de suspensión

EFEMadrid

El defensa de la Real Sociedad Theo Hernández ha sido sancionado con cuatro partidos de suspensión y el delantero Juanmi a tres tras sus expulsiones el pasado viernes en Huesca, según ha determinado el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol.

Theo Hernández fue expulsado con roja directa en el Huesca-Real Sociedad (0-1), en el minuto 82, por «pegarle una bofetada en la cara de un adversario sin estar el balón en juego», según se recoge en el acta arbitral. En el mismo partido, fue expulsado por doble amonestación el también realista Juanmi (m.71), que ha sido castigado con tres partidos ya que, según el acta, al retirarse a los vestuario se llevó su mano a la cara en reiteradas ocasiones diciendo: «Qué cara tenéis». Ese último motivo le ha costado dos partidos de suspensión, al que se une uno más por la expulsión por doble tarjeta.

Desestimadas las alegaciones por Lenglet

Por otra parte, el francés Clement Lenglet (Barcelona) ha sido sancionado con un partido de suspensión. El defensa barcelonista francés Lenglet vio la roja directa (m.34) en el Barcelona-Girona (2-2), según se refleja en el acta arbitral, por «golpear con el codo en la cara de un adversario cuando ambos jugadores estaban disputando el balón». El Barcelona presentó alegaciones ante el Comité considerando que «el acta arbitral refleja un error material manifiesto cuando señala que el citado jugador golpeó con el codo en la cara de un adversario cuando ambos jugadores estaban disputando el balón».

Asimismo, el club barcelonés estimó que «el golpeo es fruto de un lance del juego y de un efecto natural de la inercia de la acción del jugador expulsado», señaló que «el rival se disculpa por la confusión generada» y, además, solicitó la «medida provisional de suspensión de la sanción, caso de que ésta se produjese».

El Comité, en su resolución, dice no apreciar «error material manifiesto», no estimando además «oportuna la suspensión solicitada» dado que las «sanciones impuestas son inmediatamente ejecutivas, sin que proceda la suspensión de su ejecución por el hecho de interponerse un recurso». Tras desestimar las alegaciones presentadas por el Barcelona, confirma la expulsión impuesta, procediendo a sancionar con un partido de suspensión a Lenglet, además de una multa de 600 euros al infractor y de 350 euros al club.

Competición, en cambio, ha procedido a dejar sin efectos disciplinarios la amonestación impuesta a Damián Suárez (Getafe).

En el apartado de técnicos, ha sido castigado con dos partidos de suspensión Marcelino García Toral (Valencia), expulsado en el duelo ante el Villarreal (0-0) por «protestar de forma ostensible» una de las decisiones arbitrales, habiendo «sido advertido previamente», según el acta del colegiado.

Sanciones impuestas

Cuatro partidos de suspensión, por expulsión directa: Theo Hernández (Real Sociedad).

Dos partidos de suspensión: Juanmi (Real Sociedad).

Un partido de suspensión por expulsión directa: Ba (Rayo Vallecano), Ivan Alejo (Getafe), Dani Parejo (Valencia), Lenglet (Barcelona).

Un partido de suspensión, por doble tarjeta y expulsión: Juanmi (Real Sociedad), Susaeta (Athletic Club Bilbao).

Entrenadores: Dos partido a Marcelino García Toral (Valencia).

Marcelino, durante un partido / REUTERS
Marcelino: «Me siento vigilado»

El entrenador del Valencia, Marcelino García Toral, aseguró este martes que el colegiado Jaime Latre «no relata la realidad de los hechos» previos a su expulsión el pasado domingo ante el Villarreal, ya que «ninguno me advirtió de una posible expulsión» y añadió que no se siente «igual tratado» que otros técnicos de Primera división.

Marcelino fue expulsado en el minuto 60 del partido del pasado domingo en La Cerámica ante el Villarreal por, según Jaime Latre, «por protestar de forma ostensible una de mis decisiones, habiendo sido advertido previamente», algo que el asturiano negó esta tarde.

El entrenador asturiano, visiblemente molesto, insistió en que se siente «vigilado» por el estamento arbitral y que no se considera «igual tratado» que alguno de sus colegas y recordó que nunca ha sido expulsado por insultar o menospreciar a un colegiado. «Vuelvo a insistir. Es obvio que sí que me siento vigilado. No sé por qué, pero llevo 15 años de profesional y nunca he insultado ni menospreciado a un árbitro, lo demás son valoraciones subjetivas y en este caso sin ni siquiera una advertencia se me echa del campo», dijo Marcelino.

«Cuando no hay motivo muy grave para echar a un entrenador, estoy de acuerdo con ser amonestado. Hemos visto esta jornada episodios más duros de profesionales y ni siquiera han visto un amarilla. No me puedo considerar igual tratado que el resto», agregó el entrenador asturiano.

Contenido Patrocinado

Fotos