Jornada 3

Benzema y Bale disfrutan asumiendo el rol de Cristiano

Bale y Benzema celebran uno de los goles al Leganés. /Reuters
Bale y Benzema celebran uno de los goles al Leganés. / Reuters

El francés, con un doblete, y el galés responden a la necesidad de asumir la producción anotadora del portugués y lideran la cómoda victoria blanca ante el Leganés

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

A cualquier equipo le provoca vértigo perder a su máximo goleador durante casi una década. Y más si en esos años ha conseguido hitos casi inimaginables, como cuatro Champions en cinco años. Este verano, cuando Cristiano Ronaldo se marchó despechado hacia Turín, nostálgico por los aplausos recibidos el día que por fin logró marcar esa chilena que tanto se le resistía, saltaron las alarmas en Chamartín, donde trataban de asumir el golpe de la renuncia de Zidane. Un cambio de ciclo obligado, que Julen Lopetegui asumió con calma mirando a su plantilla. Había suficiente pegada.

Pese al ruido exterior que reclamaba fichajes, el técnico armó un plan sin esperar refuerzo alguno. Uno más coral, menos pendiente del rendimiento de su gran estrella y en el que exige compromiso para una presión alta, ya que la idea es tener la pelota y en base a ella atacar... pero también defenderse. Confiaba en que Karim Benzema y Gareth Bale se soltaran sin el '7', un depredador cuyo ansia podía llegar a condicionar la producción anotadora del resto, y que Asensio mezclase bien con ellos en punta. Y así ha sucedido. Al menos por el momento.

4 REAL MADRID

Courtois; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo, Casemiro, Kroos, Modric (Isco, min.63), Bale (Lucas Vázquez, min.84), Benzema y Asensio (Ceballos, min.78).

1 LEGANÉS

Cuéllar, Juanfran, Bustinza, Siovas, Silva, Gumbau, Rubén Pérez, Eraso (Mikel Vesga, min.68), Santos (Diego Rolan, min.81), El Zhar (En-Nesyri, min.70), Carrillo

árbitro
Jaime Latre (Aragonés). Mostró amarilla a Modric, Santos
GOLES
1-0. Min. 17. Bale. 1-1. Min. 24. Carrillo. 2-1. Min. 50. Benzema. 3-1. Min. 63. Benzema. 4-1. Min. 65. Ramos, de penalti.
incidencias
Estadio Santiago Bernabéu. 59.255 espectadores. Tercera jornada del campeonato nacional de Liga 18-19. Antes del inicio del partido, Keylor Navas, Sergio Ramos y Luka Modric mostraron los trofeos a mejores jugadores recibidos el pasado jueves en la gala de la UEFA en Mónaco. Luis Enrique, seleccionador nacional, acudió al palco a seguir a varios de sus convocados. Jaime Latre se convirtió en el primer árbitro que revisa una jugada en la televisión antes de conceder un gol a Benzema después de que lo hubiera anulado por una presunta falta.

Ante el Leganés, que se desinfló en la segunda mitad, el francés y el galés golpearon de nuevo como están haciendo en este inicio de Liga para romper sus registros precedentes. Benzema, por ejemplo, ya ha marcado cinco goles a 1 de septiembre, los mismos que rubricó hasta el descanso invernal la pasada temporada. Karim, pese a que ya ha vacunado a 33 clubes en Liga, lleva años en el disparadero por sus registros aunque Cristiano le defendía. En el vestuario también, diciendo que muchas veces jugaba para el luso y pensando en el equipo. No era el caso de Bale, con menos complicidad personal con el '7', aunque tuvo que ceder el carril izquierdo al ser el sitio preferido del cinco veces Balón de Oro.

El tercer componente de ese nuevo ataque es un Marco Asensio que mostró su ímpetu en el arranque. Casi se lleva por delante a Bustinza y se le fue un poco alto un mano a mano ante Cuéllar. El Leganés, que la campaña pasada asaltó el estadio blanco en Copa provocando una crisis que terminó desgastando a Zidane, salió ordenadito pero sufría con la insistencia por banda de los locales, pacientes y guiados en 4-3-3 por un Modric al que los aficionados le cantaron «Lukita Balón de oro».

Benzema no pudo embocar a gol un servicio desde la izquierda de Bale, que demostró después su técnica exquisita corporal para que sus remates terminen en la portería. Abrió el marcador, logrando su décimo gol en los últimos diez duelos oficiales. Ya cerró la pasada Liga marcando, hizo doblete en Kiev y vuelve a repetir en estas tres primeras para firmar su mejor racha goleadora en España.

Segunda mitad blanca

Tuvo un momento de bajón el Madrid y no fue por no hidratarse en el 'cooling break'. Casemiro, que tenía orden de evitar las pelotas directas a Carrillo, se despistó y en una bola en el área cometió un penalti claro sobre Eraso que el citado Carrillo transformó ante un Courtois que se estrenó para tristeza del cariacontecido Keylor Navas. El gol pilló a contrapié al Madrid, que hasta el intermedio empezó a estar menos fluido por lo que Leganés llegó un poco más a campo contrario e incluso Santos obligó a Courtois a hacer su primera parada.

Nada comparable al trabajo que tuvo Cuéllar, poco afortunado en el 1-0, pero que frenó con el pie una volea magnífica de Benzema tras un pase medido a la espalda de los centrales de Asensio. Un fogonazo ya que la enorme posesión no se traducía en pegada quizá porque Marcelo no desbordó como acostumbra ante rivales que, con su orden, obligan a toques precisos.

Justo al volver del vestuario el duelo mutó en una acción llamativa para los presentes en el Bernabéu, que primero gritaron gol de Benzema pero se les cortó la alegría al señalar el colegiado, Jaime Latre, falta del '9' blanco. Dudó y consultó por el pinganillo, pero no le aclararon si había falta o no. Entonces, acudió a revisar la acción al VAR móvil, en el centro del campo y justo entre los dos banquillos. Quizá fue la primera vez que un arbitro es ovacionado por una carrera, esa que le llevó a ver unas imágenes que le hicieron cambiar su opinión para conceder como legal un gol que previamente había anulado.

«El mérito es de Benzema, yo no he convertido a nadie» LOPETEGUI

Se celebró sin interrupción el 3-1, que llegó tras una jugada espectacular entre Marcelo, Benzema, Modric y el que propio ariete que definió desde fuera con un derechazo ajustado al poste. Disfrutó a partir de ahí el Bernabéu con el juego del equipo, preciso y a veces hasta precioso. Y es que entró Isco al césped, que emocionó a la hinchada con una ruleta previa al tanto final de Sergio Ramos, que volvió a asumir la responsabilidad desde los once metros.

El Real Madrid ha lanzado tres penaltis en las tres primeras jornadas de La Liga y también lo hizo en la Supercopa Europea. La grada se rompió las manos para aplaudir a Asensio y se quedó sin ver en acción a Mariano. Mismo marcador y mismos goleadores que en Girona sin necesidad del último fichaje. Otro día estrenará el '7' de Cristiano, que a 1650 kilómetros de Madrid, en Parma, rumiaba no haberse estrenado con su nuevo equipo en tres partidos.

Contenido Patrocinado

Fotos