Jornada 18

Asenjo y Riesgo reparten los puntos en Ipurua

El delantero del Eibar Iván Sergio Enrich (d), lucha un balón con el defensa del Villarreal Víctor Ruiz. / Efe

Los castellonenses se abonan al empate desde la llegada al banquillo de Luis García

EFE

Eibar y Villarreal se repartieron los puntos en Ipurua, en un partido en el que los porteros se convirtieron en protagonistas al evitar que ninguno de los dos equipos fuesen capaces de perforar la portería rival

Fornals tuvo la primera ocasión en el primer minuto, con un disparo desde la frontal que atajó Asier Riesgo, ante la mirada de un Mendilibar, que tuvo que ver el encuentro desde la grada por estar sancionado.

El Villarreal no dejaba al Eibar hacer su juego en los primeros minutos de partido y la presión de los armeros en campo contrario no encontraba recompensa en robos de balón.

Pero los de Mendilibar tampoco se rendían ante la situación, y Orellana logró rematar tras una larga jugada combinada, pero Asenjo estuvo atento para despejar a córner.

0 Eibar

Riesgo; Rubén Peña, Ramis (Oliveira, min. 65) , Arbilla, Cote; Orellana, Diop, Jordán (Escalante, min. 72), Cucurella; Enrich, Charles (Kike García, min 79).

0 Villarreal

Asenjo; Mario Gaspar, Funes Mori, Víctor Ruiz, Pedraza; Caseres; Cazorla (Ekambi, min. 69), Javi Fuego (Trigueros, min. 74), Chukwuezza; Gerard (Bacca. Min. 84), Fornals.

árbitro
Jaime Latre. Amonestó por el Villarreal a Funes Mori y Javi Fuego.
incidencias
4.141 espectadores en una gélida mañana en Ipurua.

Con el paso de los minutos, el Eibar fue llevando el partido hacia el terreno que más le gusta, aunque siempre con la precaución que conlleva el hecho de tener delante a jugadores con la calidad de los atacantes amarillos.

Las ocasiones brillaban por su ausencia, lo que no significa que el partido estuviese aburrido, ni mucho menos.

Enrich tuvo en su cabeza el primer tanto en el minuto 17, aunque su testarazo a pase de Cote se fue fuera por poco.

El choque se iba convirtiendo en azulgrana y el Villarreal no encontraba su centro del campo, algo que beneficiaba sin duda a un Eibar que acosaba la puerta de Asenjo con más intención que peligro.

Los de Luis García no encontraban su sitio en Ipurua y trataban de buscar alguna contra que rompiese la adelantada línea defensiva del Eibar.

En los últimos minutos de la primera parte el partido se atascó y desaparecieron las aproximaciones a las áreas, algo que vino muy bien a los visitantes, que fueron capaces de dormir de alguna forma el partido antes de recibir instrucciones en el vestuario.

La segunda mitad comenzó trepidante, con ambos equipos buscando la portería contraria, aunque poco a poco fueron los locales los que volvieron a llevar el choque a su terreno, el de la presión arriba con robos rápidos y transiciones buscando el arco de Asenjo.

Fue precisamente el guardameta amarillo el que salvó el primero de los armeros a tiro de Charles, y acto seguido Riesgo respondió con otra parada en un minuto de locura futbolística.

En cualquier caso, seguía siendo el Eibar el que más lo buscaba, con un asedio total sobre la portería de un Asenjo espectacular.

A los locales sólo les faltaba el gol, mientras que los de Luis Plaza achicaban agua como podían a la espera de encontrar alguna jugada aislada.

Y de hecho, Cazorla la encontró pero Riesgo estuvo magistral para evitar que el Villarreal se adelantase en el marcador, dejando claro que los porteros eran los que evitaban que se moviese el marcador.

El Eibar seguía llevando el peso del partido, con córners, centros laterales y mucha presencia en campo contrario, aunque sin precisión en el remate.

Las espadas seguían en todo lo alto y, en el último tramo del choque, parecía que ninguno quería perder el botín del punto que ya tenían en su casillero.

EL Eibar tuvo la victoria en el último minuto, pero una gran jugada de Orellana con remate de Escalante se encontró con Funes Mori, que salvó bajo palos cuando Asenjo ya estaba batido.

Así se llegó al final, sin goles, pero con una justicia en el marcador que otorgaron, sobe todo, los dos porteros.

 

Fotos