Jornada 35

El 'caso Chumi' pudo frustrar la posibilidad del triplete

'Chumi' (d) pugna por un balón en el partido copero ante el Levante./Reuters
'Chumi' (d) pugna por un balón en el partido copero ante el Levante. / Reuters

El Barça incurrió en alineación indebida al jugar el canterano ante el Levante en la ida de los octavos de Copa, pero la reclamación del equipo valenciano fuera de plazo evitó la eliminación culé del torneo

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

El Levante visita el Camp Nou en un partido que puede ser festivo para el Barça en caso de una victoria culé que aseguraría el alirón de los pupilos de Ernesto Valverde a tres jornadas del final. Se trataría de la primera de las tres conquistas de un triplete con el que ya sueñan en el club azulgrana y que sería el tercero en la centenaria y exitosa historia de la entidad.

Precisamente ante el Levante, en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey disputada el pasado 10 de enero, se pudo haber frustrado prematuramente ese sueño de levantar los tres grandes títulos. Valverde decidió incluir en su once aquel día al canterano Juan Brandáriz 'Chumi', que arrastraba una sanción con el filial por acumulación de amonestaciones. Una errónea interpretación del Reglamento de la Federación Española de Fútbol y su disposición acerca de las dobles licencias -caso que no se da entre el segundo equipo y el primero de un club, puesto que se trata de la misma- provocó que el Barça incurriese en alineación indebida en el Ciutat de València, tal y como ratificó meses después la jueza de Competición de la Federación, Carmen Pérez, que también determinó que la reclamación del Levante había sido fuera de plazo, lo que descartó cualquier sanción.

El Barça basó entonces su defensa en la circular de la Federación que el 29 de noviembre de 2018 modificó el Reglamento General y Código Disciplinario. La misma señala que «para los casos en los que exista una simultaneidad de licencias, las sanciones de carácter leve se cumplirán en las competiciones en las que el infractor se encuentra haciendo uso de una determinada licencia y, las de carácter grave o muy grave, en cualquier competición, ello con independencia de la licencia que se estuviera usando en el momento de la comisión de la infracción», lo que llevó al club azulgrana a interpretar que dado que se trataba de una sanción leve, 'Chumi' debería cumplirla en el grupo III de Segunda B, donde milita el filial culé. Sin embargo, su error radicó en el hecho de que la simultaneidad de licencias no se refiere a un jugador del primer equipo y del filial, sino para casos en los que, por ejemplo, una persona juegue a fútbol y fútbol sala con el mismo club, tal y como refleja el artículo 165 del Reglamento. «No estamos pensando en eso especialmente, son las circunstancias que rodean al partido pero lo único que pensamos es que el Levante es un buen equipo», dijo Valverde antes del duelo.

Sólo la tardía reclamación del club levantino, mucho más allá de las 24 horas establecidas a tal efecto, evitó la eliminación en el torneo del KO de los azulgranas, que remontaron con un 3-0 en el Camp Nou el 2-1 adverso de la ida en Valencia para acceder a cuartos de una competición en la que el próximo 26 de mayo se jugarán el título ante el Valencia en el Benito Villamarín de Sevilla. Con la Liga en el bolsillo, quizás este mismo sábado ante el Levante, sería el segundo paso hacia un triplete que también requiere la complicada tarea de eliminar al Liverpool de Jürgen Klopp en las semifinales de la Champions para optar a levantar la 'orejona' el próximo 1 de junio en el Metropolitano.