Vuelve el 'EuroCelta' del singular Berizzo

Iago Aspas celebra un gol con el Celta la pasada temporada./
Iago Aspas celebra un gol con el Celta la pasada temporada.

El técnico rechazó dirigir a la selección argentina para crecer con un equipo de juego vistoso que podría acusar la marcha de Nolito al City

LUIS F. GAGO

El Celta afronta la nueva temporada con un hándicap importante con respecto a la campaña pasada. En esta ocasión el papel protagonista recaerá sobre sus jugadores y la plantilla no podrá ir de tapada como le ocurriera el año pasado. Porque el que fuera el equipo revelación de la liga española, por resultados y juego desplegado, deberá tener más frentes abiertos, entre ellos la Europa League. Vigo volverá a ser capital europea para intentar reeditar viejos tiempos de gloria en el Viejo Continente. Para conseguirlo tendrá que reinventarse y hacer el mismo juego con diferentes hombres. Sobre todo tras la marcha de su baluarte más importante, 'Nolito', fichado por el City de Guardiola tras algún que otro escarceo con el Barcelona y una Eurocopa aciaga con España que no logró revalorizar a la gran estrella viguesa.

Más información

Pero si hay una baja que de verdad puede hacer daño en esta temporada repleta de ilusión del club vigués esa es la de su director deportivo. Miguel Torrecilla, contratado por el Real Betis, fue el responsable de fichajes que rindieron más de lo esperado como Guidetti y Wass, además de ser alguien que conocía bien las necesidades de hacer mucho con poco dinero que tiene la entidad gallega.

Pero sus desavenencias en la forma de trabajar y de confeccionar la plantilla con el técnico argentino Berizzo le llevaron a probar fortuna en tierras menos lluviosas y más calurosas del sur peninsular. No quiso aceptar las intromisiones en su papel como mandamás en la planificación de un entrenador metódico al que le gusta ser puntilloso, y en ocasiones incluso demasiado quisquilloso, con las aristas que van a formar su plantilla.

Desde la directiva, en esta pelea de gallos de corral, hubo que hacer inclinar la balanza sobre alguno de los dos lados porque se llegó a una situación de no retorno en el final de la temporada. Por ello se apostó por el entrenador que volvió a llevar la sonrisa a los aficionados vigueses antes que por aquel que le dio los instrumentos necesarios para llevar acabo tal trabajo.

En esta campaña se verá quién tenía razón y quién era el que llevaba en serio la batuta de los éxitos. De momento, la llegada de nuevos refuerzos se hace con cuentagotas. Tan solo seis millones de euros se ha gastado el Celta en fichajes siendo Sisto la gran estrella del mercado, contratado por cinco. El extremo ugandés con pasaporte danés junto al delantero procedente del Nástic de Tarragona, José Naranjo, están llamado a ser los que hagan subir el nivel de un equipo que aspira a volver a hacer un buen papel en la Liga y convertir los jueves europeos en una fiesta cada semana disputada.

En la afición también hay confianza ciega en Berizzo, que ha rechazado ser seleccionador argentino para continuar construyendo el camino de este nuevo Celta. Un club que sigue reinventándose cada año y que espera deslumbrar en la Europa League para acaparar otra vez las portadas de los medios.

En equipos como el celeste, con recursos limitados y una afición tan entregada como exigente, gran parte del éxito o el fracaso se definirán por la identificación de la plantilla con los métodos singulares de este técnico argentino de enorme carácter y personalidad. Es lo que tienen los equipos considerados claramente de autor, en los que el técnico es la figura clave del proyecto.