El Sevilla se reinventa con Sampaoli

Sampaoli da instrucciones a sus jugadores durante un encuentro./
Sampaoli da instrucciones a sus jugadores durante un encuentro.

La salida de Emery y de la columna vertebral del equipo que ganó la quinta Europa League, ha obligado a Monchi a una revolución

LUIS F. GAGOSevilla

En un verano más ajetreado de lo esperado, tras conquistar la quinta Europa League y quedar subcampeón de Copa, el Sevilla encara la temporada con la idea clara del comienzo de un nuevo ciclo. Tras el desaire público de quien ha llevado a la entidad andaluza a sus máximos éxitos, 'Monchi' comenzó a planificar la que sería su particular revolución. Una vez confirmada la salida de Unai Emery, el hombre arquetipo que ejecutó los éxitos de los últimos tres años, el director deportivo lo apostó todo a una carta.

Más información

El gaditano ha cambiado los cromos de la plantilla de arriba abajo, incluido también el estilo de juego. Con Jorge Sampaoli, el Sevilla pasará de tener un equipo compacto pero muy defensivo a obtener un esquema ofensivo, con una defensa de tres hombres y la mentalidad de tener la pelota como mejor arma de defensa. Con un teórico del fútbol como segundo de abordo, Juanma Lillo, el referente intelectual de preparadores de élite al estilo Pep Guardiola, el equipo sevillano vivirá una nueva era que reparte ilusión y miedo a partes iguales entre su hinchada.

El Sevilla se ha convertido en el equipo europeo con mayor número de jugadores argentinos, superando a Inter de Milán y Manchester City, tiene en su haber fichajes de relumbrón en Sudamérica como el brasileño 'Ganso' y para reemplazar la marcha de su delantero goleador, Gameiro, ha apostado por otro francés que despunta en la liga gala como es Ben Yedder, de tan solo 25 años y cuyo fichaje ya estaba apalabrado. O lo que es lo mismo, en tan sólo tres meses ha cambiado toda la columna vertebral de un equipo campeón y solidario, incluido el gran capitán de la gesta en Basilea, el vallecano Coke, transferido por petición propia al Schalke 04.

Frente a estas variaciones hay quien ha alzado la voz dentro del club de que los experimentos son mejores con gaseosa y no hacerlos en un año en el que la 'Champions' es clave para un club que quiere asentarse entre los grandes. Confiar el proyecto a un hombre cuyo currículo solo está plagado de equipos de medio nivel en América y la conquista de un título con Chile no parece la apuesta más segura. Pero 'Monchi' lo tuvo claro desde el momento en el que fue casi obligado a cumplir su contrato.