Jornada 1

El 'Submarino' se estrella también en Europa

Carlos Bacca cabecea un balón ante el Rangers./EFE
Carlos Bacca cabecea un balón ante el Rangers. / EFE

El Villarreal, que logró ponerse en ventaja en dos ocasiones, desaprovechó la oportunidad de sumar la primera victoria de la temporada en casa

JUANJO GONZALO

Las banderas al viento del Estadio de La Cerámica hacían presagiar una cita de altura para el Villarreal, que vivía su debut europeo esta temporada con cierta ilusión. Algo que le lleva ocurriendo hace tiempo en esta competición con la que parece tener 'feeling'. El inicio fulgurante de los de Javi Calleja, con el tanto de Carlos Bacca, fue una anestesia para los amarillos, que cedieron de forma progresiva el dominio del balón a un equipo voluntarioso que acabó aprovechando dos errores para llevarse un punto soñado de un campo complicado en sus únicas llegadas a portería.

Apenas se había alcanzado el primer minuto del encuentro y Bacca se las hacía prometer muy felices a los suyos, que apenas habían podido tomar asiento. Un derechazo del colombiano era suficiente para batir a un McGregor que, lejos de esperar el disparo, se encontraba varios metros adelantado del arco. Nada pudo hacer el británico, que observó cómo el esférico le superaba mientras el banquillo del Villarreal, con Calleja a la cabeza, lo celebraba con vehemencia. Síntomas de un duro inicio de temporada, en el que únicamente ha logrado celebrar una victoria.

2 Villarreal

Andrés Fernández; Miguelón, Bonera, Víctor Ruiz, Pedraza; Fornals, Funes Mori (Gerard Moreno, min. 67), Cazorla, Sansone (Chukweze, min. 79); Toko Ekambi (Trigueros, min. 60) y Bacca.

2 Glasgow Rangers

McGregor; Tavernier, Worrall, Goldson, Barisic (Dorrans, min. 85); Halliday, Arfield, Coulibaly (Middleton, min. 70); Candeias (McCrorie, min. 77), Kent y Lafferty.

GOLES:
1-0: min.1, Bacca; 1-1: min. 67, Arfield; 2-1: min. 69, Gerard Moreno; 2-2: min. 76, Lafferty.
ÁRBITRO:
Istavn Kovacs (Rumanía). Amonestó a Miguelón por el Villarreal, y a Goldson y Dorrans por parte del Rangers.
INCIDENCIAS:
15.000 espectadores, 2.000 de ellos escoceses, en el Estadio de La Cerámica para presenciar el debut del Villarreal en la Liga Europa.

Mucho se había hablado de las rotaciones que el técnico del 'Submarino' -él mismo lo había anunciado en la previa del choque- pondría en liza por lo cargado del calendario y por la visita del Valencia el domingo, un equipo que ya presenta galones en esta competición. Una nueva edición de la Liga Europa en la que el Villarreal vuelve como uno de los equipos importantes. Ante el Rangers fueron nueve las novedades presentadas, con el estreno del prometedor Miguelón en el carril derecho.

No fue, ni mucho menos, un partido brillante del Villarreal, cuya manifiesta superioridad durante los primeros compases del partido fue apagándose ante los chicos de Steven Gerrard. Los escoceses, que sufrieron durante la primera parte la profundidad y potencia de un incisivo Alfonso Pedraza, fueron de menos a más hasta lograr un valioso y trabajado empate en su vuelta a la élite ocho años después.

Parecía, sin embargo, que el tanto logrado por Arfield sería sólo un espejismo. Una bonita jugada de Tavernier, que suponía una igualada momentánea y desataba la locura entre la nutrida hinchada llegada desde las Islas. Sólo dos minutos tardó Gerard Moreno, en el primer balón que tocaba desde su ingreso en el campo, en volver a poner en ventaja a un Villarreal que para entonces contaba como segura su primera victoria de la temporada en casa.

Quedaba un último golpe, asestado por el atacante Lafferty, con el que finalizaba una magistral galopada de Barisic y dejaba congelado al Villarreal, que no supo reaccionar en el tramo final de un partido que pudo ganar en el añadido con un cabezazo de Gerard Moreno que se marchó desviado por centímetros. La decepción tras el pitido del árbitro rumano era evidente y las caras de aficionados y jugadores del Villarreal, todo un poema. Se esperaba sumar la primera victoria del curso en su estadio, pero deberá esperar.

 

Fotos