Jornada 4

Empate y poco más

Tello disputa un balón con Laxalt. /Cristina Quicler (Afp)
Tello disputa un balón con Laxalt. / Cristina Quicler (Afp)

El Betis igualó a uno ante un Milan al que superó en la primera parte de un duelo en el que sufrió la falta de profundidad que viene teniendo toda la temporada

JACOBO CASTROMadrid

 Betis y Milan empataron a uno en un partido marcado por una primera parte en la que el conjunto italiano, con muchas dudas, fue incapaz de hacer daño a un Betis que se adelantó por medio de Giovani Lo Celso. Ya en la segunda mitad, la calidad de Suso reflotó a un Milan que empató por medio del español.

El partido, como todos, empezó casi una hora antes cuando se conocieron las alineaciones. Y allí sorprendió el Milan. El Betis, aún con cambios, presentó su clásica línea de tres centrales y dos carrileros. No es tan clásica en un Milan que decidió replicarla. Quizá Gennaro Gatusso, asustado por la libertad con la que aparecían los laterales béticos en ataque en el partido de ida, quiso hacer su propia versión del 5-3-2. Pero casi en ningún orden de la vida la copia se parece al original. El Milan se presentó con Ricardo Rodríguez, lateral izquierdo de recorrido ofensivo, como tercer central, y con Fabio Borini, extremo o delantero, como carrilero derecho. Pensar que eso podía salir bien era un acto de fe.

Sin embargo el inicio del partido parecía dar la razón a la propuesta italiana. Colocados los cinco en línea, los defensas milanistas no daban espacio a un Betis que movía y movía el balón sin encontrar profundidad. Además, pese a saber que su oportunidad seguramente sólo podía llegar en un robo que cogiese al Betis descolocado, el conjunto de Gatusso no renunciaba a dominar la posesión, como hizo durante algunos minutos con un centro del campo capitaneado por el genial Suso, cuya calidad únicamente es comparable en su equipo a la de todos sus compañeros juntos. Para desgracia italiana, el experimento saltó por los aires en el minuto 12.

1 Betis

Pau López; Tello, Mandi, Bartra, Feddal, Junior; William Carvalho, Lo Celso, Canales, Joaquín (Guardado, min 67); Sanabria (Loren, min 74).

1 Milan

Reina; Borini, Zapata, Musacchio (Romagnoli, min 82), Ricardo Rodríguez, Laxalt (Abate, min 76); Kessie, Bakayoko, Suso, Çalhanoglu (Bertolacci min 89); Cutrone

Goles:
1-0: min 12, Lo Celso. 1-1: min 62, Suso.
Árbitro:
Craig Pawson (ING) Amonestó a Feddal y Lo Celso por parte del Betis; y a Ricardo Rodríguez, Musacchio y Bakayoko por parte del Milan
Incidencias:
Partido correspondiente a la cuarta jornada del Grupo F de la Europa League disputado en el estadio Benito Villamarín ante 45.647 espectadores

Una pérdida de balón en la que el Betis cogió al Milan sin su línea defensiva ordenada y una salida, obligada, de Rodríguez a la posición de Diego Laxalt, bastó para que el Milan se descontrolase, dejase al Betis dar hasta cuatro pases prácticamente dentro de su área y permitiese que Giovani Lo Celso rematase el 1-0 en un mar de piernas dentro del área pequeña. El tanto hirió de muerte a un equipo italiano que, inmerso en no saber si ir a por el Betis o seguir esperando, estuvo a punto de encajar el segundo en dos jugadas de Joaquín y Tony Sanabria. Poco o nada fuera de lo habitual tuvo que hacer el Betis, que dominó la pelota hasta el final de la primera parte sin apenas sufrir. La poco trabajada presión del conjunto italiano no le permitía robar en zonas ventajosas ni poner en problemas a los verdiblancos. Si a eso sumamos, que sin Gonzalo Higuaín en ataque, Suso no fue capaz de encontrar ni una sola solución en Patrick Cutrone y Hakan Çalhanoglu, la inoperancia atacante del Milan en la primera parte se explica sola.

El paso por el vestuario ayudó a los italianos, que salieron al césped con dos ideas claras: presionar arriba y buscar a Suso. La idea cogió a contrapie a un Betis que cayó en la trampa milanista buscando rápidamente a sus atacantes viendo el gran espacio que dejaban a la espaldas los centrales de Gatusso. En esos balones largos a la nada de los de Quique Setién el Milan fue consiguiendo un dominio del partido que dio sus frutos cuando se mezcló con la calidad de Suso. El andaluz comenzó a manejar el encuentro y, tras un gran disparo que Pau López salvó con una tremenda parada, hizo el empate con un buen lanzamiento de falta.

Y prácticamente esa jugada mató el partido. La entrada de Andrés Guardado devolvió el control a un Betis que siguió mostrando los problemas que viene teniendo durante toda la temporada: ante un rival bien colocado en el campo, es incapaz de convertir su abrumadora posesión en algo de provecho. Aun así, el español Pepe Reina tuvo que salvar al Milan en dos ocasiones de Cristian Tello y Junior Firpo. Sin embargo, el final del partido estuvo marcado por el escalofriante choque entre Franck Kessie y Mateo Musacchio, que obligó a retirar inmovilizado con un collarín al central argentino, ovacionado por la grada del Villamarín. Finalmente, reparto de puntos que, junto a la victoria del Olympiacos ante el Dudelange, deja la clasificación en un puño, aunque el Betis lo tiene en su mano.

Contenido Patrocinado

Fotos