Real Madrid

Solari contenta a la directiva

Solari habla con Casemiro en un momento del partido ante el Viktoria Pilsen. /David W. Cerny (Reuters)
Solari habla con Casemiro en un momento del partido ante el Viktoria Pilsen. / David W. Cerny (Reuters)

El argentino firma un inmaculado expediente con tres victorias consecutivas, un equipo fortalecido en el área rival y decisiones del gusto de los despachos

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Santiago Solari va camino de lograr el contrato fijo. Tres estrenos en tres competiciones distintas saldadas con otros tantos triunfos, el respaldo de un vestuario cómodo con las maneras de un técnico que usa guante de seda en lugar del látigo que preconizaban en los despachos cuando negociaban con Antonio Conte y un expediente impecable en las dos áreas en términos numéricos avalan la continuidad del argentino, elevado desde el Castilla tras el despido con cajas destempladas de Julen Lopetegui el pasado 29 de octubre y etiquetado como provisional a la espera de ver cómo evolucionaba la situación de un equipo sumido en la peor crisis del último decenio. Sólo una debacle en Vigo el próximo domingo frustraría la perdurabilidad del 'Indiecito', que tiene el beneplácito de una directiva satisfecha no sólo con el cambio de mentalidad sino encantada además con una serie de decisiones que han venido a demostrar que el interino es un hombre de club atento al sentir de la zona noble.

La elección de Thibaut Courtois como custodio de la portería ante el Viktoria Pilsen fue la ratificación definitiva de la sintonía entre el palco y el banquillo, que no existió durante los cuatro meses y medio y catorce partidos oficiales que mediaron entre la presentación de Lopetegui y el cese del guipuzcoano. El vasco había optado por una decisión salomónica cuando el club reclutó al belga a cambio de 35 millones de euros en verano. Atento a la opinión del núcleo duro del vestuario, entregó al ex del Chelsea la Liga y reservó la Champions para Keylor Navas.

El costarricense defendió el arco en los tres primeros partidos de la máxima competición continental, en la que fue pieza clave durante el triplete de 'orejonas' consecutivas del Real Madrid. Una alternancia que no agradó a los directivos, partidarios de un único portero para ambos torneos al considerar que la bicefalia aminora la confianza en una demarcación especialmente delicada pese a que Carlo Ancelotti ya cultivó el mismo sistema en la campaña 2013-2014 con Diego López como cancerbero en Liga e Iker Casillas en la Liga de Campeones y la Copa del Rey, torneos estos dos últimos que conquistarían los blancos con el de Móstoles bajo palos.

Más información

A Solari no le tembló el pulso a la hora de sentar a Keylor Navas el miércoles en Pilsen, certificando que el tico quedará postergado únicamente a la Copa si el rosarino sigue siendo el inquilino del banquillo tras el parón de selecciones. «Keylor tiene toda mi admiración, además es un jugador importante del plantel. Los que hemos jugado al fútbol profesional sabemos que los 24 son importantes, no sólo los que juegan. Sin jugar también se puede ser importante. Es muy querido dentro del plantel, sigue siendo importante cuando ataja y también cuando no lo hace», subrayó el 'Indiecito' cuando se le interpeló por la decisión más delicada que ha tenido que adoptar desde que cogió el timón del Real Madrid.

Una elección del agrado de Florentino Pérez, como el nuevo papel asignado a Vinícius. El precoz talento brasileño, que el Real Madrid reclutó en mayo de 2017 pagando 45 millones de euros al Flamengo, sólo disputó 12 minutos a las órdenes de Lopetegui, que consideraba que le faltaba cocción y lo entregó al Castilla, donde Solari le dio más cinco partidos en los que marcó cuatro goles. El ascenso del argentino conllevó el del brasileño, al que concedió 90 minutos en Melilla, 17 ante el Valladolid y 28 en Pilsen. El carioca está respondiendo a la confianza y acumula un tanto y dos asistencias. Su irrupción ha supuesto un soplo de aire fresco para un equipo que precisaba de alegría y que ha visto reactivados a otros futbolistas como Odriozola y Reguilón.

Respaldo del vestuario

Las maneras de argentino, que fue cocinero antes que fraile, satisfacen a sus pupilos, que cumplimentada la goleada ante el Viktoria Pilsen volvieron a reivindicar su figura. «Tenemos un entrenador y estamos bien con él», manifestó Benzema, el más destacado en un duelo que concluyó como bigoleador. «Nosotros encaramos los partidos con Solari como entrenador del Real Madrid. Si viene otro no sabemos pero le tratamos con mucho respeto como el primer entrenador y si las cosas le salen bien por qué no darle la oportunidad», apuntó Casemiro, que anotó su primer tanto de la temporada. «Pensamos en entrenar, dar el cien por cien, ganar los partidos y vamos a muerte con el entrenador que esté. Ahora vamos a muerte con Solari, fue un gran jugador y es un grandísimo entrenador», indicó Odriozola.

«Sólo puedo pensar en el próximo partido, a todos los efectos, y sólo puedo ver el próximo eslabón de la cadena y no me parece mal que sea así porque el fútbol es presente», manifestó Solari, que atribuyó el mérito de la 'manita' a sus futbolistas y no ha dejado de ensalzar sus capacidades desde que les dirige. Como ya hacía Zinedine Zidane, otro preparador de emergencia que rigió la dorada época de las tres Champions consecutivas, el rosarino se pone de perfil en los triunfos, pero a base de victorias está cerca de abandonar la temporalidad.

Contenido Patrocinado

Fotos