Liga de Campeones

Neymar: «No voy a lloriquear toda mi vida»

Neymar, en rueda de prensa. /Afp
Neymar, en rueda de prensa. / Afp

El brasileño confiesa que Kylian Mbappé «es duro» y señala que «estoy muy feliz por evolucionar a su lado»

COLPISAParís

Neymar vuelve a sonreír. «No voy a lloriquear toda mi vida. Tengo más razones para ser feliz que para estar triste hoy en día», confesó el brasileño del PSG en la previa del partido de la segunda jornada de la Liga de Campeones ante el Estrella Roja. Sin embargo sí reconoció que «hice todo lo posible para estar con Brasil en la Copa del Mundo». «Di lo mejor de mí mismo, pero tengo frustración con esta competición», señaló.

El astro brasileño también habló sobre su futuro y su idea de seguir en París, a pesar del canto de sirenas que le coloca fuera de la liga francesa un día sí y otro también. «Siempre he estado muy bien aquí en París. Nada ha cambiado en realidad», señaló. Neymar, dejó claro que «sobre el terreno de juego me siento muy feliz. Intento mejorar y dar mi mejor forma para poder ayudar al equipo».

Encantado con Tuche

Neymar se mostró encantado con Thomas Tuchel, el entrenador alemán que debuta este año en el equipo francés. «Trajo algo nuevo al PSG. Es un entrenador joven, pero sabe dónde quiere ir, es una gran experiencia trabajar con él», destaca sobre su técnico el brasileño. Además, se muestra optimista y ambicioso: «Espero que pueda llevarnos a la consecución de la Champions». Otro sobre el que también habló fue su compañero Kylian Mbappé, del que destacó que «es duro». «Estoy muy feliz por evolucionar a su lado y es un jugador muy ofensivo que le gusta ganar y cuando él no gana lo sientes en su cara después del juego. Le puede durar unos días», bromeó.

«El entrenador ha encontrado el puesto en el que puedo mostrar mejor mi calidad» Neymar

Además, Neymar aseguró que por el momento no está al 100 % de su forma física, porque la temporada no ha hecho más que empezar y que la programación debe conducirle a su mejor momento «en febrero o marzo». «En ese momento el máximo nivel del fútbol vive sus partidos más importantes», aseguró.

Por último, reconoció que «me gusta jugar como un 10» porque puede «controlar el juego y ayudar a mis colegas... Pero no pedí el puesto», aclaró. «El entrenador prefería ponerme allí y siempre voy a escuchar al que manda», confesó humilde. «El entrenador ha encontrado el puesto en el que puedo mostrar mejor mi calidad. Me gusta jugar así, animar el juego. Como en Barcelona Messi tenía ese papel mi función era diferente, no era yo quien llevaba al equipo. En el PSG me gusta tener el balón, conducirlo, tocarlo. Estoy contento de jugar en el centro del campo«.

Contenido Patrocinado

Fotos