Grupo B | Tercera jornada

Este Barça tiene argumentos para sobrevivir sin Messi

Jordi Alba celebra el segundo tanto del Barcelona. /Juan Medina (Reuters)
Jordi Alba celebra el segundo tanto del Barcelona. / Juan Medina (Reuters)

Notable partido del cuadro azulgrana ante el Inter, al que derrota con goles de Rafinha y Jordi Alba

JESÚS BALLESTEROSBarcelona

Merced a un partido más que notable, el Barça mandó un doble mensaje al mundo del fútbol con su triunfo ante el Inter de Milán en la ciudad condal. Ha recuperado la buena senda al encadenar dos triunfos de categoría (Sevilla e Inter) y ha demostrando que es capaz de vencer sin su estrella, Messi. Un refuerzo positivo para el conjunto de Ernesto Valverde que cerrará una semana intensa con la visita del Real Madrid al Camp Nou el domingo.

No se acostumbra uno a ver al Barcelona sin Messi. Pero el equipo azulgrana, más allá de que lo eche de menos, tiene argumentos para sobrevivir sin su capitán. Coutinho y Arthur siguen ganando enteros en este once inicial que aún cuenta con alguna incógnita, aunque parece haber recuperado al Luis Suárez más solidario. Pese a que no encontró el premio del gol (tuvo claras ocasiones para ello), fue de los encuentros más completos del ariete charrúa.

El 2-0 al Inter que le permite al Barcelona seguir dominando su grupo en Champions se antoja corto viendo los méritos de uno y otro equipo. Amagó sin pegada la escuadra de Spalletti que terminó claudicando ante un rival muy superior. Superado el arranque inicial donde el Inter mostró algo de peligro, el Barça se fue haciendo dueño y señor del juego sobre el verde del Camp Nou.

2 Barcelona

Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Jordi Alba, Sergio Busquets, Rakitic, Arthur (Arturo Vidal, min. 77), Rafinha (Semedo, min. 72), Coutinho (Munir, min. 88) y Luis Suárez.

0 Inter de Milán

Handanovic, D'Ambrosio, Skriniar, Miranda, Asamoah, Brozovic, Vecino, Candreva (Politano, min. 46), Borja Valero (Lautarno Martínez, 63), Perisic (Keita, min. 77) e Icardi.

Árbitro:
Ovidiu Hategan (Rumano). Amonestó a Luis Suárez, Brozovic, Skriniar y Lautaro Martínez.
Goles:
1-0: min. 32, Rafinha. 2-0: min. 83, Jordi Alba.
Incidencias:
Estadio Camp Nou. 86.290 espectadores.

Fuese o no por un sentido de responsabilidad ante la ausencia del '10', Luis Suárez dio un paso adelante en este choque donde se decidía el líder del grupo. El delantero charrúa fue de los mejores del equipo de Valverde. Activo, solidario y en permanente asociación con la medular, fue más allá de las funciones que se esperan de un delantero puro y duro.

Combinaba bien la escuadra culé y las ocasiones caían por propio peso. Lenglet puedo adelantar a los suyos pasado el cuarto de hora, pero Handanovic repelía el cabezazo evitando el gol. Pero éste terminaría llegando en las botas de Rafinha, el beneficiado en el once ante la baja de Messi. El menudo centrocampista aprovechaba una magistral asistencia de Luis Suárez para poner la ventaja en el electrónico y colocar algo de justicia por lo visto sobre el césped del estadio azulgrana.

Noche de porteros

Se había diluido la escuadra italiana ante la mayor posesión local, por lo que se antojaba necesario un cambio de rumbo si de pelear la primera plaza se trataba. La entrada de Politano tras el descanso espoleó a los de Spalletti que presionaban como en el inicio del choque. Precisamente, tuvo el recién entrado el empate en un centro envenenado que sacó magistralmente Ter Stegen. Fue una noche de porteros, que evitaron lo que podría haber sido un resultado más abultado. Al menos, en la portería interista.

Mäs información

Handanovic volvería a ser gigante para los remates de Luis Suárez y Lenglet, a quienes sacaría dos goles claros. El portero esloveno fue protagonista y mantuvo a los suyos en el duelo hasta el final.

Porque el patrón del primer tiempo se repetiría en el segundo de los asaltos. El Inter fue bajando su intensidad y su presión a medida que el Barça fue adueñándose del juego. Volvía a acercarse el equipo de Valverde con más peligro a la portería rival. Faltaba el gol que cerrase el partido, pero éste se resistió. Los azulgrana movían de maravilla el cuero para mosqueo de Spalletti, el centro del campo se asociaba de forma notable, pero era la jugada final lo que no acaba de salir.

La buscó Luis Suárez con ahínco, incluso con algún recurso 'made in' Messi (veáse la falta pasada la hora de partido por debajo de la barrera). Pero la mejor ocasión, antes del gol de Jordi Alba, llegaría en las botas de Coutinho cuando el brasileño estrellaba un disparo al larguero.

Con las entradas de Semedo por Rafinha y, sobre todo, Vidal por Arthur, buscó Valverde algo más de solidez defensiva para evitar una sorpresa final que echara por tierra el trabajo realizado.

Pero esta claro que cuando atacas y creas peligro, es más difícil que te hagan daño atrás (filosofía que ha impregnado siempre al barcelonismo). El segundo gol del partido es claro ejemplo de ello. Jordi Alba reverdeció épocas pasadas cuando jugaba más pegado al área y culminó con gol una gran jugada azulgrana. Era el segundo tanto del partido (mereció el Barça alguno más), con el que el equipo local cerraba el choque y la primera vuelta de la fase de grupo en la que acaba manteniendo su primera plaza en el grupo B ya como único equipo de los cuatro invicto.

Contenido Patrocinado

Fotos