Bale rearma al Madrid para la batalla de Mánchester

El Madrid, una piña en torno a Bale. /
El Madrid, una piña en torno a Bale.

La exhibición del galés en Vallecas eleva la autoestima del equipo de Zidane, quien arriesgará con Cristiano en el Etihad pero duda con Benzema

IGNACIO TYLKOMadrid

Aunque en el Real Madrid se mira sobre todo al estado físico de Cristiano Ronaldo y de Karim Benzema para el choque de este martes en el Etihad Stadium ante un Manchester City de Manuel Pellegrini crecido en las últimas fechas, la enorme exhibición de carácter, físico y pegada del galés Gareth Bale en la remontada de Vallecas marcan la pauta anímica en el equipo de Zinedine Zidane.

Pese a las distracciones en el comienzo, los desajustes entre Danilo, Pepe y Varane, las pérdidas de balón de Kovacic y el pobre balance defensivo del alemán Toni Kroos, salvar un match ball en contra para la Liga eleva la autoestima de los merengues de cara al primer asalto de semifinales de Champions que se le avecina.

más información

También invita al optimismo la gran aportación de Isco, notable, desequilibrante y con gran personalidad y visión de juego ante el Rayo, y de Lucas Vázquez, un recambio que nunca falla porque aporta dinamismo, brega, desborde, frescura y hasta gol, como demostró con ese gran cabezazo que supuso el 2-2 provisional en el inicio de la segunda parte frente al osado equipo de Paco Jémez.

Con sus dos tantos, uno de perfecto testarazo, a la salida de un córner, y otro tras aprovechar un grave error defensivo de Embarba en el pase y marcharse por velocidad con suma facilidad, Bale no echó de menos a Cristiano Ronaldo. El expreso de Cardiff ejerció de él y del portugués. Se vio con más espacios y con la obligación de asumir el liderazgo del equipo en un momento de máxima dificultad. Cumplió con creces.

«Los dos goles no son lo más importante para mí. Ganamos, reaccionamos y seguimos yendo a por la Liga. Me encuentro bien físicamente pensando en el Manchester», dijo el galés tras consumarse la victoria de su equipo en Vallecas. Baja frente al Villarreal por una sobrecarga, Bale había sido muy criticado porque el domingo pasado, horas después de ser reemplazado en Getafe, se marchó a Valderrama para presenciar la jornada final del Open de España y darse un atracón de golf al jugar 36 horos, 19 en Finca Cortesín y otros tantos en La Reserva de Sotogrande (Cádiz) «No pasa nada con el golf. Fui a entrenarme el lunes pasado a Valdebebas y ahí es donde me resentí», aclaró Bale.

Pese a sus recurrentes lesiones y altibajos, Bale ya suma 18 goles en esta Liga, 16 en sus últimos 17 partidos oficiales con el Real Madrid, y seis asistencias. «Estoy muy contento por Gareth. Él también por haber marcado las diferencias. Sabe que necesitábamos de él y lo hizo fenomenal en Vallecas. Ahora le toca descansar y pensar en el martes», reflexionó el técnico blanco tras el último partido. Dicho y hecho, ya que Bale no se ejercitó con el grupo este domingo en la Ciudad Deportiva merengue.

Cristiano, que se perdió su primer partido de esta Liga por una sobrecarga en los isquiotibiales, sí pisó el césped de Valdebebas sin resentirse. Ya anticipó Zidane que viajará a Mánchester con el resto de la plantilla y que, probablemente, será titular ante los citizens. No está al cien por cien y quizá sería más conveniente reservarle para la vuelta, pero el portugués no quiere perderse ni por asomo un choque de semifinales de Champions, y más en Inglaterra.

Carvajal, a punto

También podrá jugar Dani Carvajal, ausente en los dos últimos partidos ligueros por un golpe en el muslo. La principal duda es la de Benzema, cambiado a tres minutos del final del primer tiempo en Vallecas por unas molestias en la parte externa del muslo derecho. No se la han hecho pruebas y no parece haber rotura, pero apenas hay tiempo para el descanso. Si juega de titular, el francés tampoco estará en plenitud.

Actuar con jugadores tocados supone un serio riesgo para un equipo que ha encadenado nueve victorias consecutivas en Liga y remontó lejos de casa un 2-0 adverso por primera vez desde la temporada 03-04, cuando lo consiguió en Zorrilla frente al Valladolid. Llega con la moral por las nubes al Etihad, donde le espera un nuevo rico que viste con piel de cordero, pero que superó al PSG y el sábado goleó al Stoke City (4-0) sin cinco titulares. Yaya Touré está tocado, pero eso es casi una ventaja para el técnico Manuel Pellegrini, quien niega tener cuentas pendientes con el Real Madrid y con Florentino Pérez.