Tercera División

La Bañeza se 'pelea' con la fortuna

Mateo, en un lance de partido. / La Bañeza FC

El conjunto morado cae en un partido en el que estuvieron desafortunados de cara a portería, llegando a fallar incluso un penalti

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

No ha sido la tarde de La Bañeza. Con la niebla baja sobre La Llanera, el horizonte de los morados se tornó en poco nítido en un partido aciago para el conjunto leonés, que cayó 0-1 ante el Burgos Promesas y sumó su segunda derrota consecutiva en casa.

La fortuna fue esquiva al cuadro morado. El partido comenzó con minutos de tanteo y con un leve dominio del cuadro visitante que se materializó en gol en el primer acercamiento burgalés. Gallo, con un magistral libre directo, puso por delante al cuadro foráneo.

0 La Bañeza

Kuni; Guillermo, Pablo González (Pablo Martínez, min. 58), Miguel, Sergio (Sampedro, min. 75); Rober, Mateo, Christian (Richi, min. 77); Albertín, Rojo, Varo

1 Burgos Promesas

Álex; Moyano, Óscar Vázquez, Casado, Portal; Mota, Varo (Jairo, min. 63(; Gallo (Óscar Ortega, min. 89), Cerezo, Gabri; Torres (Dava, min. 77)

GOL
0-1, min. 9, Gallo
ÁRBITRO
Valdés Varela (Colegio Berciano). Mostró amarilla a Jairo por parte del Burgos Promesas

Tardó en reaccionar el conjunto morado, 'tocado' con el gol burgalés y el recuerdo de la última cita en La Llanera. Es más, estuvo cerca el 0-2, pero el Burgos Promesas no fue capaz de superar a Kuni en las ocasiones que concedió el conjunto local.

Poco a poco, los de José Diez fueron mejorando pese a lo parado del partido: el Burgos Promesas, con muchas faltas, estaba tratando de interrumpir el ritmo de juego bañezano. A balón parado, por medio de Pablo González y un disparo de Mateo, llegaron las ocasiones moradas que, pese a todo, no lograban batir a Álex.

La más clara llegó justo antes del descanso. Adrián Rojo provocó un penalti que él mismo se dispuso a lanzar, pero su tiro se marchó desviado. Quedaba claro que la suerte estaba dando la espalda a los morados.

En la segunda mitad, La Bañeza adelantó líneas y encerró en su área al Burgos Promesas. La apuesta por la remontada era clara, pero esta propuesta tenía un riesgo. Los espacio a la espalda de la zaga local eran mayores y Kuni tuvo que salvar alguna ocasión clara para evitar el 0-2.

Sergio estuvo cerca del gol en los minutos finales y Pablo Martínez llegó a celebrar el tanto del empate, que fue anulado por fuera de juego. Por ganas y por intentarlo no iba a ser, pero La Bañeza se quedó sin marcar y sufrió la segunda derrota seguida en su feudo.

 

Fotos