Los jugadores del Barcelona, en el punto de mira de los ladrones

Boateng, en una acción del partido contra el Valladolid./EP
Boateng, en una acción del partido contra el Valladolid. / EP

Boateng fue la última víctima mientras jugaba ante el Valladolid y tras entrar en su domicilio le quitaron 400.000 euros en dinero efectivo y joyas

NACHO CABALLERO

La llegada a Barcelona de Kevin Pirnce Boateng no ha podido comenzar de peor manera posible. A sus muy discretas dos apariciones con el conjunto azulgrana, siendo una de ellas la de este sábado en la victoria del Barcelona por 1-0 ante el Valladolid, hay que sumarle que mientras disputaba como parte del once inicial el encuentro, fue víctima de un robo en su nueva casa en Sarriá, uno de los barrios-distritos más lujosos de la ciudad condal.

Según han podido confirmar fuentes cercanas a la policía, un número sin determinar de intrusos, accedieron a la vivienda del delantero de manera ilegal a través de una de las ventanas. Una vez dentro, el botín que pudieron sumar asciende a unos 400.000 euros entre joyas y dinero en efectivo. Los Mossos d'Esquadra han comenzado a investigar el hurto.

Los futbolistas de la plantilla del Barcelona no están teniendo mucha suerte con los robos, y es que aparte de Boateng, varios integrantes del grupo han sufrido estos delitos. Jordi Alba sufrió otro hurto, esta vez cuando se iba a disputar el Inter de Milán-Barcelona de fase de grupos de la Champions. El 'modus operandi' fue similar, ya que los ladrones entraron por una ventana de la segunda planta. En esta ocasión, forzaron la caja fuerte mientras su familia se encontraba en el interior de la casa.

En junio del año anterior, Piqué fue otro de los jugadores azulgranas perjudicados. Una banda de ladrones, que más tarde sería desarticulada, entró en su domicilio meintras que él y su pareja, la cantante Shakira se encontraban fuera de su casa. En este caso también había familiares en el interior, en esta ocasión los padres de ella, y los ladrones consiguieron llevarse algunos relojes y varias joyas.

A principios de 2018, Coutinho y Luis Suárez sufrieron también robos en sus casas. Sin ni si quiera llevar dos meses en el equipo catalán, el futbolista brasileño se percató de que uno ladrones habían entrado en su casa mientras estaba cenando con unos amigos. En el caso del uruguayo se trató de una banda que también fue descubierta y disuelta posteriormente. Los ladrones que entraron por a fuerza en la casa, sustrajeron varias joyas sin saber que era la casa del delantero del Barcelona.

Choupo-Moting también fue robado mientras jugaba un partido

La situación más parecida y reciente a la de Boateng la encontramos en el jugador del PSG, Choupo-Moting. El jugador se encontraba jugando un partido de Champions de esta temporada, frente al Liverpool. En ese momento, varias personas entraron por una de las ventanas de su piso en la ciudad de París, siendo el objetivo del robo de nuevo varias joyas y bolsos, cuyo valor combinado era de 600.000 euros.