Del Bosque prueba las bandas para asistir a Aduriz

Entrenamiento de la selección española de fútbol. /
Entrenamiento de la selección española de fútbol.

La selección española completó una primera sesión intensa en el AktivaPark ante 500 espectadores

RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

España ya suda en tierras austriacas. Vicente del Bosque organizó una sesión intensa en las primeras horas de la expedición española en Schruns. Aunque la idea inicial era que el entrenamiento fuera a puerta cerrada, la expectación creada hizo variar los planes. El estadio AktivaPark de la región de Montafon, donde varios clubes europeos han completado sus pretemporadas en los últimos años, recibió la presencia de casi 500 espectadores para contemplar a la vigente campeona.

Muchas banderas españolas entre las gradas, alguna supletoria, para ver a un grupo en el que los jóvenes meritorios causaron cierta sorpresa en los presentes. Por megafonía se leyeron los nombres de los 25 preseleccionados y eso despistó a los menos futboleros que no veían a Casillas, De Gea o Piqué. Los jugadores de la Premier League y Marc Bartra fueron los más coreados.

Primeras pruebas

Javier Miñano dividó al equipo en dos grupos, que fueron intercambiando ejercicios de fuerza, velocidad y otros con balón. Después completó un partidillo en el que puso a un lado a un equipo con nueve que lucían de rojo (Asenjo, Bellerin, Bartra, Azpilicueta, Bruno, Fábregas, Silva, Asensio, Denis, Aduriz) frente a los de blanco (Pau López, Lekue, Meré, Diego Llorente, Fornals, San José, Pedro, Nolito, Williams, Oyarzábal).

La conclusión es que David Silva está recuperado de sus molestias físicas que le impidieon disputar las dos últimas jornadas de Premier y que el técnico desea ver cómo funciona Aduriz en punta con unas bandas formadas por Nolito y Pedro. Por tanto, el once ante Bosnia en Sant Gallen podría ser Asenjo, Bellerin, Bartra, Diego Llorente, Azpilicueta; Bruno, Cesc, Silva, Nolito, Pedro, Aduriz.