Premier

Encuentran posibles restos del avión de Emiliano Sala

Minuto de silencio por Emiliano Sala antes del Arsenal Cardiff. /Reuters
Minuto de silencio por Emiliano Sala antes del Arsenal Cardiff. / Reuters

Los restos de asientos hallados en la costa francesa «probablemente» son de la avioneta en la que iba el futbolista argentino

COLPISA/AFP

Investigadores británicos han señalado este miércoles que unos restos de asientos hallados en la costa francesa «probablemente» proceden de la avioneta en que viajaban el futbolista argentino Emiliano Sala y su piloto cuando desaparecieron la semana pasada mientras sobrevolaba el Canal de la Mancha.

«Tras un primer examen, hemos concluido que es probable que los cojines procedan de la avioneta desaparecida», ha anunciado la oficina de investigaciones sobre accidentes aéreos, Air Accident Investigation Branch (AAIB), en un comunicado. Estos restos fueron descubiertos en playas del norte de Francia y transferidos a las autoridades británicas por el organismo francés encargado de investigar los accidentes de aviación civil.

La AAIB ha anunciado su intención de emprender una búsqueda submarina, con un sonar de rastreo lateral, para encontrar los restos del aparato en una zona de unos 13 kilómetros cuadrados. «Hemos encargado a un navío de control especializado que sondee el fondo marino para intentar localizar e identificar eventuales restos de la avioneta», han indicado los investigadores. Estas operaciones deben empezar «a finales de semana» y prolongarse «hasta tres días», han precisado.

También la familia de Sala anunció el lunes haber contratado un servicio privado de búsqueda submarina, después de que las autoridades británicas abandonaran el pasado jueves las operaciones de socorro. La AAIB ha dicho que está «en estrecho contacto con las personas implicadas» para «maximizar las probabilidades de localizar el aparato».

Búsqueda privada

Sala, de 28 años, y su piloto, el británico David Ibbotson, volaban el 21 de enero a bordo de un monomotor Piper PA-46-310P Malibu entre la ciudad francesa de Nantes y la galesa de Cardiff cuando desaparecieron de los radares hacia las 20:20 GMT, a unos 20 kilómetros de la isla británica de Guernsey, situada en el Canal de la Mancha. La policía buscó durante tres días y un total de más de 24 horas, explorando el litoral, peñascos e islas con ayuda de tres aviones, cinco helicópteros y varios barcos, antes de abandonar.

El Nantes acababa de traspasar a Sala al Cardiff por unos 17 millones de euros, un fichaje récord para el club galés que, amenazado con el descenso a la Premiership, había puesto todas sus esperanzas en la joven promesa argentina, autor de doce goles desde el principio de la temporada en la Ligue 1.

Su desaparición conmocionó a los aficionados de ambos equipos y al mundo del fútbol en general. Muchas estrellas, en particular de origen argentino como Leo Messi o Sergio Agüero, dieron su apoyo a la familia, que incluso recurrió al presidente de Argentina, Mauricio Macri, para que pidiese a las autoridades francesas y británicas que no abandonasen la búsqueda.

Finalmente, gracias a una colecta 'online', la hermana del jugador, Romina Sala, y su madre, que se desplazaron primero a Cardiff y después a Guernsey, pudieron lanzar una búsqueda privada. «Sabemos que está acá y lo vinimos a buscar y nos lo vamos a llevar», había dicho el viernes Romina, visiblemente emocionada. «Yo quiero encontrar a mi hermano». «La familia está determinada a encontrar las respuesta que no tiene», indicó el lunes el oceanógrafo David Mearns, directivo de la empresa de búsqueda en el mar Bluewater Recoveries, contratada por los Sala. «No podemos garantizar nada, no podemos garantizar que encontraremos el avión, pero tenemos buenas esperanzas», afirmó.