Un despiste inicial vuelve a castigar al Bembibre

Salida de los equipos al campo./
Salida de los equipos al campo.

El tanto a la contra en el primer minuto de juego de William sirve un nuevo ejercicio de impotencia de las águilas en la Devesa

R.FARIÑAS

Nuevo tropiezo del Atlético Bembibre en casa y nuevo ejercicio de impotencia ofensiva de un equipo que está negado con el gol.

Las águilas han caído por 0-1 ante el Tordesillas, que se bastó de un gol de William, en el primer minuto de juego y a la contra para sumar tres puntos en tierras bercianas.

0 Atlético Bembibre

Jefferson; Tano, Espi, Albizuri, Guzzetta; Javi García, Samu (José, min.75), Willy; Dani Martínez (Óscar, min.75), Santi (Cruz, min.65), Lucho

1 Tordesillas

Farolo; Aitor, Abraham, Viti, Abel Blanco; Miguel, Héctor; Simón, Juan Fraile, William; Rubo

gol
0-1, William, min.1
árbitro
Fernández Vera (Comité Leonés) Expulsó a Lucho y Espi, por el Bembibre; y a Roberto Simón y Abel, por el Tordesillas
incidencias
Partido correspondiente a la trigésimo sexta jornada del Grupo VIII de Tercera División disputado en la Devesa de Bembibre

Tras ese tanto, lo intentaron los chicos de Fernando Ministro, que gozaron de un sinfín de ocasiones en la primera mitad. Lucho la mandó por encima del larguero tras un fallo de la defensa visitante y, después, el mismo protagonista lograba encarar a Farolo, pero su disparo final era muy inocente.

Se animó el encuentro en la Devesa. En el minuto 20, un cabezazo de Iñigo se topó con la increíble parada de Farolo para evitar el empate. Luego fue William quien sufrió a Jefferson, en la opción visitante de colocar el 0-2.

Antes del descanso, Lucho envió el balón al palo para desesperación del equipo rojiblanco.

La segunda parte estuvo marcada por las expulsiones. Ambos equipo acabaron con nueve jugadores sobre el césped y Willy tuvo la más clara del encuentro para salvar un punto, aunque de nuevo el meta vallisoletano salvó la situación.

El resultado final, 0-1, es una nueva muestra de incapacidad ofensiva del Atlético Bembibre, que esperará al resultado de La Granja para sellar la salvación definitiva.